Daniela Villegas Herrera

por La hora del escarnio


Pontificia Universidad Javeriana

Periodismo de Opinión

Daniela Villegas Herrera

 

Sin agua

¿Será posible que un colombiano pueda vivir si agua durante doce días? Estas son las especulaciones que el presidente de Juan Manuel Santos dio ayer después de la visita que hizo al eje cafetero por las preocupantes consecuencias que ha dejado el invierno en los últimos días. Después de la avalancha que se llevo la bocatoma del acueducto de Manizales, el 90 por ciento de la ciudad se quedó sin agua y hasta el momento se dice que son 5 días mínimo los que estarán sin este servicio.

La preocupación de la gente es vidente, en sus hogares no tuvieron tiempo para recoger agua suficiente que los abasteciera durante los primeros días, los nacimientos que hay en las vías de la ciudad están llenos de gente buscando recoger un poco de agua, en las grandes y medianas empresas ya se tomó la medida de que a partir de hoy va a ser jornada continua desde las 8 de la mañana hasta las 12 del medio día.

¿No se supone que Manizales tiene la empresa más grande de acueducto y donde se trata el agua mas pura de todo Colombia? ¿Cómo es posible, si esto fuera así, que con la ruptura de un conducto se quede el 90 por ciento de la ciudad sin agua? Eso para mi es un signo de que la ciudad no esta preparada para enfrentar una crisis, y que la gestión del alcalde y del gerente de Aguas de Manizales (acueducto de Manizales) no están teniendo las suficiente precaución y prevención para enfrentar momentos difíciles en la ciudad.

Dicen que si el invierno continúa con tanta intensidad será más difícil que las obras de reconstrucción se lleven a cabo en su totalidad y en el tiempo estimado. ¿Esto que significaría? Pues que sería más larga la espera de todos los ciudadanos para que se restablezca el servicio, y que por lo tanto continuarán trabajando medio tiempo, sin agua potable para cocinar. Si esto llegara a ser así, las emergencias no solo serían por el invierno si no que pasarían a ser sanitarias y económicas.

Yo, como manizaleña me siento preocupada por esta situación y me uno a las voces que piden el apoyo de todo el país y de los municipios aledaños a la ciudad para que suministren agua por lo menos para cubrir las necesidades básicas.

 

Anuncios