¡El Voto!

por La hora del escarnio


 

Falta una semana para las elecciones y noto una profunda sensación de inseguridad

Según las encuestas, las cosas están entre Petro y Peñalosa. Lastimosamente para los demás candidatos las cosas no andan bien.

¿Alguien recuerda con precisión las bases y propósitos del programa de algún candidato?, podría asegurar que no. Al oír los debates de los aspirantes a la alcaldía de Bogotá, algunas propuestas resultan angustiosas y fantasiosas; yo podría concluir que cualquiera que resulte elegido haría lo mismo. Las simpatías o antipatías que despierten entre los votantes es la única diferencia.

Siento que Peñalosa está aplicando interposición a los votantes al proponer que lo elijamos, la compañía de un ex presidente como Uribe, aporta al candidato un pesado historial de politiqueros, mañosos y de malas prácticas.

Mockus – Gina, creo que definitivamente no les resulto la que inicialmente podría haber parecido una alianza interesante y exitosa, terminó en un meloso club de elogios mutuos. Por otro lado Galán y Luna, Jóvenes sin experiencia.

Petro, el candidato que va marcando la parada en las encuestas y que por ahora considero honesto, inteligente y como senador siento que fue un buen ejemplo de la oposición. Su problema, es que aun no tiene la experiencia y el conocimiento necesario para manejar la caótica y desordenada capital que nos dejó Samuel.. Votaría por Petro de no ser por algunos errores en sus propuestas, por ejemplo, eliminación de colegios por concesión, un exitoso experimento que ha servido a los niños más pobres de la ciudad, motivo suficiente para no votar por él.

Mi voto será en blanco, al no verme representado con ninguno de los candidatos. Esta será mi mejor opción, es otra forma de participación que es tan válida como el apoyo a un candidato o partido. Su valor radica en la importancia jurídica que le otorga la Ley.

Anuncios