Moda: cuestión de democracia?

por La hora del escarnio


El debate sobre quién dicta tendencias y quién no, es un tema sobre la mesa difícil de ignorar; la cuestión podría incluso definir el futuro de la moda. ¿Se queda en las élites de la industria o sale a las calles?

La dinámica es sencilla: cada diseñador expone sus colecciones, dicta tendencias. Luego vienen los editores que recortan, seleccionan y proyectan. El último paso es el de la industria: copia y reproduce. El destino final es su closet o el mío.

Y aunque el proceso es preciso y siempre el mismo, la revolución tecnológica y mediática ha sabido desequilibrar el tradicional asunto. Han sido los bloggers de moda. Su innovación y estilo pusieron en jaque a toda una industria con tan sólo un objeto: la cámara fotográfica. Bastó un blog personal y un estilo llamativo para que cientos de jóvenes ingresaran a la industria y se consagraran desde ya como capturadores de tendencias. El streetstyle se une a la industria y con ella ingresan mujeres y hombres de cualquier edad, género y lugar.

Ahora bien, si a tendencias se refiere, he de decir que su camino permanecerá intacto; aquello es facultad única y exclusiva de los diseñadores. Si bien es cierto que bloggers como Garance Doré o Scott Schuman alcanzaron la fama y la atención de miles, su misión no se centra en promover estilos o pretender tendencias. Su habilidad se enfoca en capturar y encontrar estilos únicos en personajes comunes. Así, usted podría ser presa fácil de una instantánea. No necesita ser un perfecto fashionista.

Y aunque la inspiración está en cualquier cosa, lugar o incluso persona, de ahí a crear a partir de éstos elementos una tendencia específica hay un largo camino. Han sido años de experiencia y trabajo los que han consolidado a personajes como, Lacroix o McQueen. Crear arte y proyectarla en prendas requiere de una visión precisa; es un talento que pocos poseen. No hay punto de comparación entre estas nuevas corrientes. Al fin y al cabo se trata de eso, nuevas prácticas en la industria. Nuevas formas de promover moda, arte. Que se posicionen los nuevos bloggers y alisten sus cámaras aun cuando crear moda e imponer tendencias siga siendo tarea de unos pocos.

Anuncios