Radiografía Electoral

por La hora del escarnio


Por: Julián Felipe Sarmiento García

Editorial El Espectador 1 de noviembre de 2011  

Tras la jornada electoral, realizada el 30 de octubre de 2011, es necesario analizar los resultados y ciertos aspectos que enmarcaron dichas elecciones.

En Bogotá, queda demostrado una vez más que la ideología de izquierda, es la más sólida a diferencia de los demás partidos, los cuales cada vez más, se han ido fraccionando. Para nadie es un secreto que Gustavo Petro, el nuevo Alcalde Mayor de Bogotá, era el más fuerte a ocupar este cargo, de acuerdo con las diferentes encuestas realizadas durante las campañas electorales. Con la victoria contundente de Petro, cabe preguntarse si realmente el “Polo Democrático” perdió, debido a la renuncia a este partido por parte del candidato, quien se demostró insatisfecho con el “polo”,  a raíz del escándalo del carrusel de la contratación bajo el gobierno de Samuel Moreno. Situación que lo motivó a lanzarse por medio del partido “progresistas”, llevándose consigo el respaldo de varios miembros que pertenecían al polémico partido.

De igual forma, no se puede negar la derrota de los candidatos de “La U”, en especial la de Enrique Peñalosa, quien recibía el total respaldo e impulso del ex presidente Álvaro Uribe Vélez junto al controvertido asesor de dicho partido, J.J. Rendón, acusado por muchos de realizar campañas de propaganda negra contra los partidos y candidatos de oposición. Toda apunta a que el ex presidente  Uribe, ya no tiene la misma fuerza, poder, credibilidad, y seguidores de lo que alguna vez lo tuvo.

Otro de los perdedores de esta jornada fue la alianza de Gina Parody y Antanas Mockus, quien por lo visto no constituía una gran fuerza para quedarse con la Alcaldía, pese a ello los resultados que obtuvo no fueron del todo malos.

Por otra parte, aunque en las principales ciudades de Colombia, la jornada electoral transcurrió de manera normal, tal y como lo afirmaron algunas autoridades electorales; la realidad era totalmente distinta, dada las múltiples  irregularidades en diversos municipios del país tales como: Cundinamarca, Bolívar, Magdalena, así como también en Pereira.

Disturbios, compra de votos, manipulación de los resultados, entre otros factores, fueron las principales denuncias realizadas por los candidatos derrotados, autoridades y ciudadanos, lo que conllevó a graves problemas de orden público como lo fueron la incineración  del material electoral, así como también diferentes manifestaciones violentas.

Una vez más los resultados electorales plantean un panorama, donde se evidencia un reacomodamiento, con el surgimiento de nuevos partidos (progresistas) al afianzamiento de quienes ya estaban en el juego, tal y como es el caso del electo Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro.

Anuncios