Entreaga Final. Maria Andrea Moreno

por La hora del escarnio


 

PERIODISTA NACIONAL

 


Salud Hernández- Mora Titulada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, estudió un Master en Broadcasting Journalism en New York University con una beca Fulbright. Comenzó su labor profesional en Europa Press y en Antena 3 Radio con Antonio Herrero. Trabajó en el gabinete de prensa de CEIM, Partido Liberal, Partido Popular, Banesto.  Esta española, actualmente es columnista del  diario El Tiempo, es colaboradora de El Mundo de España y Tertuliana en Caracol radio, hace una entrevista semanal en Canal Capital y colabora en diversas revistas colombianas, Es miembro de las Juntas directivas de la Fundación País Libre y de la Fundación Esperanza. Llego a Colombia en  febrero de 1998, como directora general de Burson-Marsteller, pero en el año 2000 dejó la empresa para dedicarse de lleno al periodismo.

Hernández – Mora se ha distinguido por su posición de derecha y por darle apoyo incondicional a los gobiernos de esta filiación política, además del repudio que siente hacia las FARC y sus admiradores o simpatizantes de los ideales de izquierda. Pero también ha tenido una posición un poco fuerte contra temas con los que no está de acuerdo, que la han llevado a defenderse en los estrados judiciales y en otras ocasiones a rectificar lo dicho desde sus columnas. Tiene un sin número de opositores, empezando por algunos lectores que mandan un sin número de cartas pidiendo que la saquen del periódico y al algunos que piden hasta que la deporten,  en el medio periodístico también los tiene por montón, los cuales escriben criticas fuertes a sus posiciones y a la manera en la que maneja temas de la coyuntura nacional.  Esto deja en evidencia que la relación con el público es pésima y que las cosas que ella escribe no son bien recibidas por todas las personas. El público al que ella se dirige es aquel que tenga una opinión similar a la de ella y que comparta sus puntos de vista, es más yo creería que su público debe tener su misma filiación política.

“Temeraria, desmedida y paranoica, su estadía en este país la dedico desde siempre a dar todo de sí para reconfirmar su morboso encanto por la ultraderecha más recalcitrante en Colombia; hasta el punto de prologar el libro “Mi confesión” del ¿extinto? narco-paramilitar Carlos Castaño. Nada de esto produce la más mínima sensación de agrado; el solo hecho de saber que aún subsiste en el mundo del periodismo, la más ruin y retrograda visión de la política, la historia y la cultura de nuestro pueblo, provoca cierta desazón y hasta deseos de trasbocar”.(Salud Hernández Mora, sencillamente grotesca. Enero 5 de 2011)

“La columnista Salud Hernández-Mora se convirtió, la semana pasada, en el centro de una dura polémica. Varios twitteros se ocuparon de ella, en favor o en contra, con una pasión semejante a la que utiliza la periodista en sus escritos y en sus declaraciones. El origen fue la revelación que hizo Un Pasquín, el periódico que dirige el caricaturista Vladdo, de correos que intercambiaron Hernández-Mora y Carlos Castaño en 2003. El artículo también incluyó las declaraciones de varios funcionarios del DAS que dicen haberle entregado a la columnista información privilegiada para desacreditar a magistrados de la Corte Suprema de Justicia”. (Salud estable. Septiembre 17 de 2011)

 

Los escritos de Salud Hernández –Mora se caracterizan por contener historias que ella misma ha cubierto en su carrera, ella no se considera una columnista o analista, ella es reportera, es una mujer que ama viajar por Colombia  y contar cada una de las historias que encuentra en estos recorridos. Ha estado presente en dos momentos importantes en la historia de nuestro país, en las negociaciones de las FARC con el gobierno nacional en el Caguan y este tema era fundamental en cada uno de sus escritos, recibió críticas en su momento por parte de los miembros de este grupo guerrillero, donde decían que ella los maltrataba. Cuando empezaron las desmovilizaciones de los paramilitares, ella empezó a hacerlos parte de sus columnas y ellos también se quejaron de la forma como se refería hacia ellos.

Desde sus columnas deja en evidencia un inconformismo con los contradictorios episodios que sucede en nuestro país y hace constantemente denuncias. Es una mujer que critican por hablar desde sus escritos de las cosas negativas que sacuden a Colombia, pero ella dice que  es imposible cuando mira las cifras de pobreza que  son abrumadoras, cuando los ricos son más ricos y los pobres más pobres, cuando la guerra contra los civiles es evidente y constante, cuando en Colombia asesinan niños y menos cuando ellas es testigo de injustas mentiras y robos a las arcas públicas, ella dice que lo tiene que denunciar y hacer fuertes críticas al respecto.

“Coincido en que el calificativo puede resultar excesivo y que la sociedad colombiana está enferma, terminal, eso sí, pero aún no podrida. También comprendo que moleste que venga alguien de afuera a opinar sobre desastres nacionales, pero me parece un argumento muy pobre descalificar ideas por la mera condición de extranjera. Además, como española, no me siento de afuera, así más de uno se empeñe en recordármelo a cada instante”. (Shalam. Septiembre 22 de 2002)

“No pagó, y le mataron un hermano. No pagó, y le destruyeron la casa. No pagó, y toda la familia tuvo que desplazarse. No pagó, y el jueves le pusieron una bomba en el colegio que fundó con enorme esfuerzo hace varios años. El comandante ‘Jaime’, de la columna ‘Jacobo Arenas’ de las Farc, ya le advirtió que le haría todo el daño que pudiera hasta que hinque la rodilla o hasta que él se aburra y la mate a ella y a sus allegados. Adiela Perlaza es consciente de los riesgos que implica enfrentar un grupo armado cuando solo puede oponerle valor, la determinación de no alimentar la guerra y la encomiable solidaridad de muchos paisanos. Por eso le indigna la ausencia de Estado, su incapacidad para proteger los bienes y las vidas de sus ciudadanos, la hiriente indiferencia del Gobierno Nacional hacia esa otra Colombia que sufre de lleno la guerra, y la resignación y debilidad de una dirigencia local pusilánime, que prefiere plegarse al poder de los violentos antes de ajustarse los pantalones para enfrentarlos”. (¿Nos dejamos vencer? Julio 10 de 2011)

Muchas de sus posturas están acorde con el medio para el que escribe, pero cuando no lo está el periódico de igual forma respeta sus escritos y salen publicados.  A pesar de la controversia que causan sus columnas y de las veces en que le ha tocado rectificarse, es una mujer que tiene credibilidad en el país y hace apreciaciones veraces y precisas sobre las diferentes problemáticas colombianas. Ella le pone ese toque de ojo crítico internacional que muchas veces necesitamos. No tiene pelos en la lengua, como se dice coloquialmente, habla claro y de frente sin importarle a quien se lleve por delante. Es enfática denunciado y aun más cuando está indignada, sus columnas son fluidas, cita constantemente apartes de la historia colombiana, como haciendo comparaciones o apreciaciones, usa un lenguaje moderno, atrapa desde el titulo hasta la última frase. El hilo conductor siempre lleva al lector entretenido y con ganas de saber cómo va a terminar.

“Vea, ‘Pájaro’ (John Fredy Gallo). Deberían expulsarlo de Justicia y Paz, incluso extraditarlo. Porque nunca se desmovilizó, tan solo trasladó su centro de operaciones de la finca Cuatro Esquinas a la cárcel La Picota, desde donde sigue manejando la industria que mejor domina: matar, robar y extorsionar. Además, miente en sus versiones libres con una frescura pasmosa y cuando no es usted, lo hace su gente del Frente Celestino Mantilla, de las Auc, nombre con que bautizó su grupo de paracos. Uno de sus abogados es un torcido, encargado de acomodar testimonios”. (Carta a un matón. Junio 19 de 2011)

 

“No hay derecho a que uno tenga que tratar con un sátrapa impredecible como el mandatario venezolano. Que debamos tragarnos sus improperios, sus amenazas de guerra, sus complicidades con la guerrilla en aras de asegurar la plata. Debe de ser que estamos tan acostumbrados al chantaje de los violentos, a pagar recompensas, que ya ni nos duele ni nos afecta agachar de nuevo la cabeza.

No sé cómo la izquierda del planeta no se avergüenza de semejante espécimen.” (La penúltima reconciliación. Julio 13 de 2008)

 

 

No encuentro en sus escritos muchas figuras literarias, unas cuantos entrecomillados de personajes importantes de nuestra historia. Salud Hernández – Mora se dedica a hablar desde lo que ella conoce o ha investigado. Argumenta basándose en entrevistas, hechos o comentarios de los involucrados, es evidente que su estilo es un grito desesperado de denuncia el cual maneja un ritmo abrumador. Creo que una de sus falacias o que personalmente no me gusta, es que el hilo de la columna hasta el final va perfecto, pero después del punto final hace referencia a otro tema, cosa que me parece que deja al lector un poco iniciado y con ganas de saber más sobre lo que anunció. Esta española es única en este medio.

 

 

 

PERIODISTA INTERNACIONAL

 

Ricardo Totti, Nació San francisco, provincia de Córdoba,  Argentina, en el año 1958. Trabaja y vive en Miami desde 1993. Es el director de Libertad de Prensa y del Instituto de Prensa de la Sociedad Interamericana de prensa y dirige el área de libertad y de formación a periodistas y ejecutivos en medios de comunicación. Es periodista maneja el proyecto  contra la impunidad de crímenes a periodistas. Su carrera tiene renombre en toda Latinoamérica  Fue editor en jefe de El Liberal de Santiago del Estero, Argentina, asistente del director del diario El Nuevo Herald (Miami), y periodista y fotógrafo de El Pregonero y The Catholic Standard en Washington. Ha recibido numerosos premios nacionales e internacionales por su trabajo como periodista, incluidos los concedidos por la Asociación Nacional de Entidades Periodísticas de Argentina / Clarín / agencia ANSA y el Gran premio Libertad de Prensa de la SIP en 1991. Actualmente su carrera esta enfilada a las labores que desempeña para la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y la escritura en diferentes medios de comunicación.

Escribe para  diarios y publicaciones especializadas internacionales y en su blog Prensa y expresión. Dicta conferencias y seminarios sobre la libertad de prensa y periodismo y es autor, entre otros trabajos, del libro La Dolorosa Libertad de Prensa: En busca de la ética perdida, (Ed. Atlántida, Buenos Aires). Estudió periodismo en Argentina y Estados Unidos y es profesor auditor del Colegio Universitario de Periodismo de Córdoba, Argentina.

Es columnista sobre temas de libertad de prensa, libertad de expresión, comunicación y política en varios diarios importantes de la región: entre otros, El Nuevo Herald, Miami, USA; El Universal, México; El Comercio, Perú; El Universal, Venezuela; Listín Diario, República Dominicana; La Prensa, Honduras; Siglo 21, Guatemala; La Prensa, Nicaragua; La Prensa Gráfica, El Salvador; La Voz de San Justo, San Francisco de Córdoba, Argentina; La Voz del Interior, Córdoba, Argentina y Diario de Cuyo, San Juan, Argentina.

Ricardo trotti es un periodista que ha dedicado gran parte de su carrera a la lucha por el bienestar y seguridad de los periodistas mientras ejercen su trabajo. Además ha sentido una gran inquietud por resolver los casos de periodistas en Latinoamérica, que han sido asesinados y que se encuentran impunes y prácticamente en el olvido por parte de los gobiernos. Él no solo dedica sus columnas ha hacef una serie de denuncias con respecto a este tema, sino que también hace informes desde la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) donde le deja saber al mundo y a los interesados de esta problemática que queja a nuestra región.

“En América Latina tenemos nuestras propias masacres. Durante lo que va de este año, ya han sido asesinados 22 periodistas. Y el problema parece no tener solución. La violencia se extiende a la misma velocidad que se expande el narcotráfico por la región y los gobiernos no aciertan con políticas para administrar más justicia y prevenir crímenes.

Hasta hace poco, la violencia estaba focalizada en la frontera entre México y Estados Unidos. Pero este año, a los cinco reporteros asesinados en México, se sumaron cinco casos en Honduras, cinco en Brasil, tres en Perú, y otros cuatro en Colombia, Guatemala, El Salvador y República Dominicana. Como en el resto del mundo, donde cayeron más de 500 comunicadores en el último lustro, son muy pocos los homicidios que se resuelven. Y como en general, están motivados por represalias, las investigaciones de esos casos generan mayor violencia. El crimen del periodista colombiano Orlando Sierra, ocurrido en 2002, es revelador. Nueve personas, entre testigos, policías y fiscales, fueron asesinados por el solo hecho de meter sus narices en el caso. Sucedió lo mismo con el periodista mexicano José Rodríguez Carreón, muerto en 2008. Unos cinco investigadores fueron exterminados y varios fiscales debieron renunciar o ser trasladados a otros estados, luego de recibir amenazas.” (Día Mundial Contra la Impunidad. Noviembre 20 de 2011)

 

Trotti, ha sentido una gran preocupación por la falta de diligencia de los Estados en cuanto a la impunidad, sus columnas las escribe basándose en cifras y datos contundentes donde queda en evidencia esta problemática en América Latina. Tiene una escritura fluida y de mucha actualidad, el público al que se dirige es más que todo al del medio de periodistas o informadores, pero creo que su información es tan exacta y clara que cualquier persona del común que este interesa y le agrade el tema queda más que conforme con sus escritos.  En Colombia no escribe en un medio de cómo tal, pero lo hace en medios argentinos, mexicanos, venezolanos entre otros.

 

Este argentino, mantiene una lucha constante por los periodista de la región, especialmente le apasionan casos en México, Guatemala y Colombia. En nuestro país ha hecho una serie de pronunciamientos importantes con respecto al crimen de Guillermo Cano, a las irregularidades en la investigación y a la falta de compromiso del Estado colombiano por dar resultados óptimos. Este caso en Colombia fue declarado crimen de lesa humanidad en 2010, después de muchos años de lucha de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que se encargo de hacer una demanda en 1998 al Estado colombiano ante CIDH, por las violaciones de derechos humanos que se cometieron contra El Espectador y sus funcionarios.  

 

 

“Desde la SIP, así como otras instituciones dedicadas a la libertad de prensa, entre ellas la colombiana FLIP, se pidió que a esos dos casos se los declarara de lesa humanidad – un delito imprescriptible – como el 2 de julio de 2010 la Fiscalía General lo hizo con el caso de Guillermo Cano, director de El Espectador, ocurrido en 1986. Como quedó demostrado con estos casos ahora cerrados, a excepción de que puedan elevarse a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la prescripción de los delitos conspira contra la justicia y la libertad de prensa.” (Prescripción, Impunidad y periodistas. Abril 25 de 2011)

 

 

“Si bien esto aparenta ser pura retórica, la retaliación de Correa va en serio. Hace poco se supo que pidió los presupuestos de la Relatoría Especial de Libertad de Expresión, hizo preguntas respecto de donde provienen sus fondos, y ha establecido contactos con otros gobiernos que han sido denunciados por violaciones precisas a los derechos humanos, con el fin de buscar aliados para su campaña y bloquear fondos estatales dedicados a ese organismo. En este caso, se supo que hizo contactos con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, quien está muy molesta por algunas decisiones de la CIDH que no favorecieron a su gobierno con la creación de una plata hidroeléctrica en el Amazonas, debido a violaciones a los derechos de los indígenas.

 

Sería engorroso para América Latina que estas excelentes instancias de esperanza jurídica que regala la CIDH a todos los ciudadanos del continente, se vieran en riesgo por la estúpida represalia de Correa, quien no soporta que nadie critique su gestión de gobierno.” (Correa y Chaves contra la CDIH. Noviembre 26 de 2011).

 

Personalmente no le encuentro falacias a sus columnas, creo que tienen ritmo y su forma de escribir engancha al lector. Todas sus columnas están relacionadas con casi la misma problemática, la temática generalmente o en la gran memoria es la misma. Usa un lenguaje de denuncia y es una queja contante, se centra en América latina más que todo, aunque también escribe de los problemas que aquejan a Estados Unidos. Esta acorde a los medios en los que escribe, ya que la posición de ellos es parecida a lo que él plantea. La gran mayoría sienten el deber de lucha por la libertad de expresión, en el caso concreto de Venezuela, donde él escribe en el diario El Universal, de filial política antichavista, se esfuerza por hacer criticas contundentes en contra de la forma como Chávez ha manejado este tema en ese país.

 

“La falta de educación y libertad no solo afecta los resultados económicos, sino también es responsable de la pobreza cívica, como es evidente en el socialismo chavista. De ahí que muchos gobiernos latinoamericanos hayan tenido éxito con reformas constitucionales y electorales, que les permiten gobernar solo para las mayorías mientras aniquilan cada vez más a la oposición.

El retroceso de las libertades internas y no la dependencia foránea es el verdadero factor de atraso en América Latina. Una medición reciente de la organización no gubernamental, Freedom House, muestra este preocupante declive y describe con alarma como los Estados autoritarios en el mundo, incluida Venezuela junto a Rusia e Irán, no solo son más represivos, sino también, más influyentes en la arena internacional.” (Independencia o libertad.  Mayo 30 de 2010).

 

 

En general el público que lo lee, lo recibe bien. Creo más bien que lo que no los reciben tan bien, son los gobernantes trogloditas que están en contra de la libertad de prensa y quieren controlar los contenidos de los Medios de comunicación para salir bien librados y favorecidos. Ricardo Trotti hace una excelente labor desde sus columnas donde defiende los intereses de los periodistas en general.

 

 

 

 

 

 

 

COLUMNAS FINALES

 

Terroristas hasta el final

 

Que no les quede  ninguna duda que las FARC son unos asesinos terroristas que merecen ser exterminados.  Es absolutamente lamentable la forma como fueron asesinados los cuatro integrantes de la fuerza pública, es un hecho lamentable que como colombianos nos tiene que dejar un sinsabor y un gran dolor de patria.

Es desolador leer el comunicado de las FARC,  descaradamente culpan al presidente colombiano y al Estado, por tratar de rescatar a los secuestrados. Pero  para nadie puede ser un secreto, que esta reacción criminal es una clara venganza por que le mataron a su jefe hace unos días. Eso desalmados nunca tuvieron la intención de liberarlos, como lo están asegurando ahora que ya  están muertos y mucho menos pensaron en la navidad negra que iban a sufrir las familias de los asesinados.

Este es un drama familiar que realmente no me gustaría vivir, el secuestro es el arma de guerra más cruel y devastador por el que puede pasar una familia. No me quiero imaginar el dolor del niño Johan Steven, que desde que nació conoció el drama del secuestro y el dolor por la ausencia de tener que llevar una infancia aleado de su padre.  Cuando ya tuvo autonomía, tomó la decisión de suplicarle a las FARC que le devolvieran a su padre, que quería conocerlo. Pero esos desalmados solo hicieron caso omiso, le mandaron pruebas de supervivencia y no más.  Hoy este niño llora con desconsuelo la muerte de su padre y los familiares de los demás asesinados expresan indignación y culpan al gobierno nacional por tratar de devolverlos a la libertad.

Pero me surgen unas preguntas ¿Cómo pueden culpar al gobierno nacional de querer devolverlos a la libertad? ¿Todavía creen que esos terroristas tienen intenciones de acabar con esta guerra y con el secuestro? Pues la verdad lo único que han dejado como evidencia es que las intenciones no son llegar a acuerdos para la paz, sino más bien continuar con el secuestro en la periferia y extorsionando a los ganaderos y finqueros, para que puedan seguir en su trabajo habitual.

Las FARC  se dedican a engañar a los colombianos, prometen y proclaman sus ganas de acabar con la guerra. Pero finalmente continúan haciendo de las suyas y el dolor que causan cada vez es mayor y deja heridas en los colombianos difíciles de sanar. A mí me gustaría que la guerra llegara a su final, pero está claro que no va a ser por la vía negociada. Tanto el gobierno como este grupo terrorista quieren o todo o nada y las heridas las están dejando en la población civil, en los niños quienes se están viendo más afectados y no hay que dejar de lado la gran preocupación que causa el surgimiento de las guerrillas urbanas, las cuales están cada vez más involucradas con los adolecentes colombianos.

Es hora de tener una posición seria frente a este tema y no tener solamente acciones rebeldes de un solo día, como la marcha del  seis de diciembre.  Lo que tenemos que hacer es hacer que la comunidad internacional y especialmente nuestros vecinos entiendan la calaña de terroristas que son las FARC y quitarles de la cabeza que son unos pobres cristianos que luchas por los derechos del pueblo a través de las armas.

 

La ola invernal

http://andreamoreno342.podomatic.com/entry/2011-12-01T13_34_31-08_00

 

 

 

COLUMNAS CORREGIDAS

Encuestas, verdad, mentira o estrategia política.

A tan solo ocho días de las elecciones en el país, los medios de comunicación están bombardeando a la ciudadanía con las encuestas que se han realizado, con respecto a la intención de voto de los colombianos para las alcaldías y gobernaciones del país. Se han realizado debates interesantes en las principales ciudades   con los candidatos que están punteando las famosas encuestas que hicieron las alianzas entre los medios más populares.

Esas encuestas en vez de llevarle la realidad al país lo único que hace o intenta lograr es direccionar las elecciones y no es justo que la gente se esté dejando llevar por la opinión de tan solo 600 personas encuestadas en cada una de las ciudades, donde se llevaron a cabo dichas encuestas, eso no está bien y lo único que logra es que los ciudadanos se desilusionen, tomen la decisión de no votar  porque el candidato que quieren que gane no está punteando las “encuestas” y al fin de cuentas termina gobernando el que posicionaron unos pocos colombianos por la cultura del rumor .

Nosotros que estamos jóvenes y tenemos más acceso a las nuevas tecnologías y  a investigar, debemos procurar ir más allá de lo que nos vende esta sociedad de consumo en la que vivimos, en el caso de las encuestas electorales podemos llegar hasta la ficha técnica para  darnos cuenta que son muy pocas las personas encuestadas y que además no llegan a todas las esferas de una sociedad o  alguna vez ustedes han sido encuestados para opinar sobre  la intención de voto? Porque la verdad a mí nunca me ha tocado y a mis familiares y amigos tampoco.

Desde mi punto de vista esas encuestas son estrategias que usan para posesionar al candidato que más les convenga, a quien no lo sé, pero sin importarles el daño que se le hace a la sociedad que guarda algo de esperanza y tiene pensado ir a las urnas a votar.

Pero casualmente esto no sucede solo en Bogotá, en Neiva ocurre un fenómeno aun más preocupante y es que hay dos resultados de encuestas, una la que hizo RCN y sus aliados y la otra que realizo un reconocido Diario del departamento del Huila, en la de RCN  el gran ganador es Pedro Suarez, mientras que en la del Diario, el ganador es Álvaro Prada, amigo entrañable del dueño de dicho medio de comunicación. Estoy segura que con eso más de uno quedo despistado y con una serie de interrogantes como los que me llevaron a mí a escribir sobre esto.

Lo único que yo sé en este momento, con respecto a las elecciones, es que algo raro pasa con las encuestas  y que realmente me gustaría descifrar a fondo, no tan superficial como lo estoy anunciando aquí, pero es que esta duda me empezó a perturbar desde que vi las fichas técnicas, donde se deja al descubierto lo incompletas y mínimas que fueron las encuestas. Yo quisiera saber si a alguien más le pasa igual que a mí  y esto les genera duda y desconfianza, además me lleva a pesar en las personas que no votaran el 30, porque creen que todo está perdido. Yo por mi parte iré hasta el final así las encuestas digan que perderemos y solo espero que mi voto sirva y contribuya en que mi candidato llegue a la Alcaldía.

 

 

Tenemos que saber elegir a nuestros gobernantes

Cada día que pasa es más difícil movilizarse en Bogotá y es que no son solo las multitudinarias trochas que hay en la ciudad, sino el clima que por estos días esta inclemente con los capitalinos. Todos habíamos pensado que el invierno había cesado después de tantas tardes soleadas y de huecos polvorientos, pero ya van varios días donde el sol sale por ratos, calienta intensamente para luego ver como el cielo se estalla y caen hasta maridos.

La verdad ya no sé que es peor si huecos llenos de agua, que si uno no los ve y va rápido posiblemente se pincha, o el tierrero que se levanta cuando el sol calienta a toda marcha. Realmente mi inconformismo no es solo con el clima y los huecos de esta ciudad, la verdad me duele más el corazón de solo ver que todas las calles del norte de la ciudad, parecen más trochas donde los aficionados hacen rally que vías dignas de personas que pagan impuestos cumplidamente para que esta ciudad salga adelante.

Para las Alcaldías del Polo Democrático Alternativo es un pecado pavimentarle una avenida principal o una calle secundaria a los barrios de estratos 4,5 y 6, un ejemplo claro de esto son las calles 134 y 170, sin dejar de lado el estado de la Avenida las Villas, la Avenida 19 y la autopista norte que son realmente vergonzosas. Estas alcaldías se han dedicado ha hacer grandes vías olvidándose del norte y ha roto vías como La Boyacá a la altura de la calle 134 a la 170 que estaba recién pavimentada. Esta situación a pesar de ser inconcebible es una realidad y me surge una sola pregunta ¿Qué han hecho con la plata estas administraciones? Porque la verdad no se ve por ningún lado, ni en las vías, ni en educación y mucho menos a nivel social.

Estos gobernantes que se hacen llamar de izquierda, son habitantes de los barrios más exclusivos de Bogotá, donde las vías están destrozadas, y se llenan la boca hablando de la repartición de las regalías para los pobres, cuando son ellos los que se están quedando con la plata de nuestros impuestos, no tenemos ni calles pavimentadas en el norte y los pobres de esta ciudad cada día tienen más necesidades.

La verdad es que los que habitamos esta ciudad tenemos que tomar conciencia al momento de elegir a nuestros gobernantes, no podemos seguir escogiendo personajes que nos juzgan por vivir bien, cuando ellos también lo hacen, sin dejar de lado  que es  hacen malas inversiones o entregan concesiones. Pero la duda que me hierve en el alma es ¿será que roban o a donde van esos dineros?

 

Anuncios