FINAL Daniela Villegas Herrera

por La hora del escarnio


COLUMNAS CORREGIDAS

 

1. Sin agua

¿Será posible que un colombiano pueda vivir si agua durante doce días? Estas son las especulaciones que el presidente de Juan Manuel Santos dio ayer después de la visita que hizo al eje cafetero por las preocupantes consecuencias que ha dejado el invierno en los últimos días. Después de la avalancha que se llevo la bocatoma del acueducto de Manizales, el 90 por ciento de la ciudad se quedó sin agua y hasta el momento se dice que son 5 días mínimo los que estarán sin este servicio.

La preocupación de la gente es vidente, en sus hogares no tuvieron tiempo para recoger agua suficiente que los abasteciera durante los primeros días, los nacimientos que hay en las vías de la ciudad están llenos de gente buscando recoger un poco de agua, en las grandes y medianas empresas ya se tomó la medida de que a partir de hoy va a ser jornada continua desde las 8 de la mañana hasta las 12 del medio día.

¿No se supone que Manizales tiene la empresa más grande de acueducto y donde se trata el agua mas pura de todo Colombia? ¿Cómo es posible, si esto fuera así, que con la ruptura de un conducto se quede el 90 por ciento de la ciudad sin agua? Eso para mi es un signo de que la ciudad no esta preparada para enfrentar una crisis, y que la gestión del alcalde y del gerente de Aguas de Manizales (acueducto de Manizales) no están teniendo las suficiente precaución y prevención para enfrentar momentos difíciles en la ciudad.

Dicen que si el invierno continúa con tanta intensidad será más difícil que las obras de reconstrucción se lleven a cabo en su totalidad y en el tiempo estimado. ¿Esto que significaría? Pues que sería más larga la espera de todos los ciudadanos para que se restablezca el servicio, y que por lo tanto continuarán trabajando medio tiempo, sin agua potable para cocinar. Si esto llegara a ser así, las emergencias no solo serían por el invierno si no que pasarían a ser sanitarias y económicas.

Yo, como manizaleña me siento preocupada por esta situación y me uno a las voces que piden el apoyo de todo el país y de los municipios aledaños a la ciudad para que suministren agua por lo menos para cubrir las necesidades básicas.

 

2. Editorial Revista Semana, Agosto 15 al 22 de 2011

Por Daniela Villegas Herrera

Lo que la mayoría de los colombianos deseamos cuando se comete una injusticia en nuestro país, es que los culpables sean debidamente condenados y juzgados y que así mismo, la condena sea cumplida en su totalidad. Es decir, quedamos “contentos” y “tranquilos” cuando es llevado a la cárcel un personaje que ha cometido algún delito y creemos que por el echo de que este allí estará exento de volver a delinquir.

Creemos que aquellos guardias del Inpec que cuidan de ellos son lo suficientemente correctos y estrictos como para que no se cometan faltas como: falsificar la firma del director del Inpec, alterar documentos para facilitar o impedir traslados y salidas de presos, introducir al reclusorio objetos no permitidos como celulares armas, entre otros.

En la investigación realizada por Semana,  muestran algunos de los casos en que los funcionarios del Inpec se prestan para servir de canales entre los narcotraficantes y corruptos que están afuera y los presos que muy seguramente están allí por estar involucrados en asuntos de corrupción narcotráfico, paramilitarismo, entre otros delitos.

Con solo 100 mil o 200 mil pesos es posible que cualquier persona ingrese a uno de los institutos penitenciarios mas importantes de Colombia como la cárcel La Picota. Quienes participaron en esta investigación fueron testigos de ello, presenciaron la facilidad con la que se puede sobornar a los guardas que hay en los diferentes filtros para ingresar al pabellón donde se encuentran los paramilitares, o para ingresar al pasillo donde están las habitaciones de los excongresistas condenados.

Y esto no solo se ve en La Picota, pasa en la gran mayoría de las 144 cárceles que hay en Colombia. La preocupación es que aquellos que están allí encerrados siguen delinquiendo y tienen a su mando no solo a guardas del Inpec si no personas afuera que esperan la orden y las instrucciones para delinquir.

Es importante que el gobierno tome partida de esto y le devuelva a la confianza a los colombianos. Creemos estar tranquilos porque los pecadores están pagando las consecuencias de sus actos al estar encerrados en una cárcel pero, finalmente nos damos cuenta al leer los  testimonios expuestos en la investigación de Semana, que esto solo existe en nuestra imaginación. Creo que es hora de que el gobierno actúe e intervenga para que esto no siga sucediendo.

 

COLUMNAS NUEVAS

1. ¿Pastranita?

Los medios de comunicación, incluso los columnistas como el inconforme Antonio Caballero, ahora hacen parte de la ‘Unidad Nacional del periodismo’. Muchos de ellos ya declarados santistas, a pesar de que pocos lo apoyaban como candidato y no daban un peso por él siendo el sucesor del cuestionado gobierno Uribe.

Pero todo cambió y Santos antes de decírselo a Patricia Lara, ya era un traidor de su clase, la uribista. Desde la ley de víctimas hasta la compinchería con Chávez, el mandatario de familia histórica e influyente empezó a dejar la impresión de estadista.

Se ha dicho que el expresidente Andrés Pastrana era un vago, parrandero, ‘care-bonito’ y hombre de farándula que por cuestiones familiares encajó tanto en la política que llegó a ser Presidente. Pero Juan Manuel ha sido todo lo contrario.

Más allá de cuestionar su apariencia física, Santos fue un hombre siempre cercano al poder, pero con la convicción de responderle al país la famosa pregunta de su copartidario (¡Santos es liberal, no nos digamos mentiras!) Darío Echandía: “¿el poder para qué?”. Para transformar el Estado, piensa.

Y ahí coincide con Pastrana, además por su origen común en el periodismo, tienen ese ánimo de figurar, de dejar huella. No es gratis que muchos ya en tono irónico y quizá nostálgico del uribismo le digan “Pastranita” a Juan Manuel Santos.

El expresidente viajó 57 veces durante su gobierno de cuatro años, estampó los sellos de países de todos los continentes en su pasaporte, justificándolo en el debilitamiento político de la guerrilla por todo el mundo. Se convirtió en el mandatario más viajero y eso hizo mella en su imagen. Santos, en quince meses, ya se acerca a los 30 viajes y aún así su hipnotismo sigue, es un mago de los medios.

Aunque Pastrana fue el presidente más expuesto a la televisión por decisión propia – hablaba cada jueves en la noche, cual cadena nacional de Chávez – Santos ha sabido ser convenientemente omnipresente, populista de una forma increíblemente elitista. Su imagen positiva aún supera la línea del 80 % frente al ex presidente ex presentador de noticiero, que poco tiempo después de iniciar su mandato inició su caída en picada, hasta el fin en 2002 con un pobre 21% de aprobación.

Santos ha tenido suerte además con las cifras, pero infortunios como Pastrana con la naturaleza. En empleo los dos prometieron llevarlo a cifras históricas durante las campañas. A Andrés la promesa no le funcionó, dejó un 15% de desempleados. A Juan Manuel hasta ahora sí, tanto que el índice ya va en un dígito, 9%.

El Presidente, un Santos ‘pastranizado’ más inteligente y con más suerte hasta el sol de hoy, ha sabido jugar en la intríngulis de la política nacional y de qué manera. Sin embargo, su lentitud en algunos frentes del gobierno, sus constantes anuncios por encima de las acciones y la sombra de un uribismo traicionado que no se quedará quieto, lo pueden dejar como un Pastrana en 2014.

 

2. Columna Audio: “La suite de Doña Teresa”

http://danielavillegas.podomatic.com/entry/2011-12-02T20_01_50-08_00

 

COLUMNISTA NACIONAL

MARIA JIMENA DUZÁN (Revista Semana)

María Jimena Duzán, es politóloga de la Universidad de los Andes y periodista, nació en Bogota en 1960. Ha trabajado en varios de los más importantes medios de comunicación colombianos como El Espectador, en donde a los 16 años de edad ya tenía un espacio con su columna de opinión “Hora cero” y posteriormente pasó a ser parte del equipo de investigación es este periódico como reportera, editora internacional y columnista. Trabajo también en El Tiempo y desde 2008 en la Revista Semana en donde tiene un espacio como columnista de opinión. Ha escrito para varios medios de comunicación internacionales como The Wall Street Journal, Newsday y Marie Claire y durante tres años fue cónsul de Colombia en Barcelona, España.

Duzán fundó en la Universidad de los Andes el primer postgrado de periodismo en el país del cual fue directora durante 5 años y obtuvo la Beca Neiman en la Universidad de Harvard. También ha sido escritora de libros como el primero que publicó en Estados Unidos en 1994, “Death Beat: A colombian Journalist`s life inside de cocaine wars” y en 2010 publico “mi viaje al Infierno” en este libro ella relata la historia del asesinato de su hermana Silvia Duzán a manos de grupos paramilitares. Recibió el Premio de Periodismo Simón Bolívar en el año 2005.

A la par de la columna que actualmente tiene en la Revista Semana, María Jimena Duzán conduce el programa de entrevistas del Canal Capital “Versión Libre” que sale al aire una vez a la semana. En ocasiones es invitada al programa de Néstor Morales “Hora 20” de Caracol Radio.

A los 51 años de edad María Jimena Duzán, considero que es una de las periodistas de opinión mas liberadas y controversiales que tienen los medios de comunicación colombianos, la principal característica de sus columnas es como hace evidente que no tiene pelos en la lengua para lanzar afirmaciones hacia políticos, periodistas y funcionarios del gobierno que “den papaya” con alguno que otro comentario o comportamiento.

Analizando varias de sus columnas publicadas en Semana, pude ver que Duzán habla desde una postura muy liberal y contundente en sus afirmaciones. Escribe varios tipos de columnas de opinión. Algunas hablan de su experiencia personal en alguna situación como “Sin Backberry” publicada el 15 de octubre en donde expresa, desde su propia voz lo que sintió al quedarse sin Blackberry durante dos días y hace una crítica hacia lo que se esta convirtiendo la tecnología hoy en día.

La tortura que viví hasta que me reconecté con el mundo me tiene todavía conmocionada. Ahora veo a mi BlackBerry con otros ojos. Le temo. Trato de permanecer lo más alejada de él, aunque no lo pierda de vista. Y para serles franca, sigo confundida: no sé si la tecnología es una necesidad con la que hay que vivir o si es una maldición de la que hay que librarnos antes de que nos destruya”.

Escribe también de temas controversiales y coyunturales. En este tipo de columnas es característico de Duzán lo bien informada que esta acerca de lo que habla. Casi siempre tiene buenos argumentos claros y concisos para decir lo que dice y para defender su tesis.

Semana 8 de octubre: “En otras palabras: si este proyecto (despenalización del aborto) es aprobado por el Congreso, no solo las mujeres y las minorías llevarían del bulto -para Ordóñez, el concepto de los derechos humanos es un concepto creado por el comunismo internacional en la posguerra-, como bien lo dice en sus libros; también los científicos serían candidatos para ser quemados en la hoguera. Si este proyecto se aprueba, Colombia se devolvería cien años en su historia, la Constitución del 91 que plantea cómo el Estado es independiente de la religión quedaría vuelta añicos; las mujeres quedaríamos reducidas a nuestra función procreadora, se prohibiría el uso de cualquier método de control natal distinto al método de Ogino y habría hombres y mujeres presos por haber utilizado un condón o la píldora del día después”

En esta y en la gran mayoría de sus columnas, utiliza el recurso de los sarcasmos para ponerle algo de picante a su planteamiento. Un ejemplo de esto se evidencia en la columna titulada “el miedo al procurador” del 8 de octubre. “En la otra orilla, solo quedarían los cuatro senadores liberales, Juan Fernando Cristo, Luis Fernando Velasco, Juan Manuel Galán y José Ignacio García; los senadores del Polo, Luis Carlos Avellaneda y Parmenio Cuéllar, y Roy Barreras, el único senador de La U que ha decidido desoír la voz de Dios, como diría el procurador Ordóñez”.

Creo que por la forma de redactar sus columnas y por el corte que a veces tiene de estar siempre en contra de lo que hace y de lo que dice el gobierno, Duzán habla desde su propia experiencia y busca siempre que se haga justicia con aquellas personas que han sido víctimas del Estado por irregularidades e injusticias. No se puede olvidar su hermana fue víctima de grupos paramilitares mientras realizaba in informe para la BBC de Londres sobre la violencia política en el Magdalena Medio y como consecuencia de esto, ella también se vio muy afectada.

Considero que esa experiencia en su vida personal fue la que la llevó a que hoy sea tan crítica con el gobierno y con las injusticias que se cometen y por lo tanto siempre esta dando de que hablar en las redes sociales y en los medios colombianos. Creo que los temas de sus columnas siempre son pertinentes y coyunturales y por lo tanto siempre generan alguna controversia y opinión en los seguidores de sus artículos.

En cuanto al publico para el que van dirigidas las columnas de Maria Jimena Duzán, creo que van para un lector adulto, con creencias y posturas liberales también. Creo que es un publico definido que tiene cierto nivel intelectual ya que hay algunos temas en los que se necesita un contexto previo para entenderlas.

La reciprocidad del publico es evidente en la cantidad de comentarios que hacen para cada una de sus columnas, hay unos que la apoyan, otros que la critican, otros que le muestran otros puntos de vistas y agumentos, pero el hecho es que siempre genera alguna reacción en el lector. En cuanto a la inclusión del público en las columnas, no es muy notorio, no utiliza el recurso de hablarle al lector de una forma directa pero obviamente siempre el lector se ve incluido y reflejado en sus argumentos. Tiene quizá la suerte de que el lector siempre se identifique, y se enganche con su columna hasta llegar al punto de querer saber e investigar más.

La estructura de las columnas de María Jimena Duzán es clara y concisa. Utiliza un primer párrafo de enganche en donde el lector siente la necesidad de saber la postura y argumentos para defender o rechazar la tesis, posteriormente hace un contexto claro y no muy detallado de lo que hay que saber para entender la columna, después pone sobre la mesa los argumentos con los que defiende su postura. Se caracteriza hacer afirmaciones que incitan al lector a identificarse o no con ella en vez de lanzar preguntas que obligan al lector a buscar respuestas. Por ultimo, presenta un párrafo en donde resume y explica muy brevemente lo que dijo, cómo lo dijo y con que argumentos lo defendió.

Creo que uno de los aspectos que mas credibilidad le da a Maria Jimena Duzán es que en sus columnas utiliza datos y cifras concisas del tema que esta tratando. Utiliza fuentes primarias para dar evidencia de ello y para demostrar hechos utiliza el recurso de ir al pasado para poner al lector en contexto. En pocas palabras utiliza recursos para demostrar que lo que ella habla siempre esta sustentado en situaciones que ocurrieron y que no son palabras puestas porque si.

Para finalizar, creo que María Jimena Duzán tiene un estilo muy marcado, aunque no la conozco personalmente me da la impresión de que es una mujer seria y con carácter que no le importa decir lo que siente y piensa. Utiliza herramientas de persuasión que logran que el lector pueda entender y tomar postura de lo que dice.

Como mujer, como madre y como periodista y politóloga, creo que es un ejemplo de vida y de responsabilidad al ejercer su trabajo y la verdadera labor del periodismo.

 

COLUMNISTA INTERNACIONAL (México)

Jorge Ramos Ávalos (Univisión)

Es un comunicador mejicano egresado de la Universidad Iberoamericana, comenzó su carrera de periodista trabajando en una radiodifusora en la Ciudad de México. Decidió irse para Estados Unidos más específicamente a Los Angeles cuando la cadena de televisión más grande de México, Televisa, censuró su primer reportaje, a este país llego como estudiante en enero de 1983.

Estudió un curso especializado en televisión y periodismo en la Universidad de California en Los Ángeles y más tarde obtuvo una maestría en relaciones internacionales en la Universidad de Miami. En este país Norteamericano es donde se ha ganado el reconocimiento y admiración no sólo de Norteamericanos si no de muchos latinos que leemos y seguimos sus artículos de opinión y reportajes.

Nació en Ciudad de México el 16 de marzo de 1958, desde 1991 vive en Miami, es el mayor de 5 hermanos y es padre de 2 hijos. Sus reportajes y artículos de opinión han dado mucho de que hablar. Su trayectoria en los medios de comunicación comenzó cuando era muy joven, formó parte de un reducido grupo de estudiantes que recibió un curso de periodismo en las estaciones de radio de México XEW y XEX, poco después fue productor y escritor del Noticiario de America Latina, que enlazaba a las principales estaciones de radio del continente.

Dio el paso a la televisión para trabajar como redactor del noticiero Antena Cinco y luego como investigador y reportero en el programa 60 Minutos, ambos de la cadena Televisa. Sin embargo, su estancia en la televisión mexicana fue corta.

El 1 de enero de 1984 obtuvo su primer trabajo como reportero de KMEX, la estación afiliada de Univision en Los Angeles. En 1985 fue designado conductor del noticiero matutino Primera Edición. En 1986 se trasladó a Miami donde hizo el  programa Mundo Latino y en noviembre de ese mismo año empezó como presentador en el Noticiero S.I.N.

Desde el 3 de noviembre de 1986 es el conductor titular del Noticiero Univision en los Estados Unidos. En septiembre del 2007 llega a ser el conductor del programa semanal Al Punto, donde entrevista personajes políticos del momento y analiza noticias de la semana. Como conductor del Noticiero de Univision, Ramos a cubierto cinco guerras (El Salvador, el Golfo Pérsico, Kosovo, Afganistan e Irak) numerosos eventos históricos como la caída del muro de Berlín y el fin del apartheid en Sudáfrica y desastres naturales como la causada por el huracán Katrina.

Además de su tarea en el Noticiero de Univision que se transmite en todos los estados de Estados Unidos y 13 países de America Latina, Ramos colabora con dos comentarios diarios para Radio Univison. Escribe una columna semanal en más de 40 diarios del hemisferio (que distribuye The New York Times Syndicate). Ramos ha publicado nueve libros.

Por el corte de sus columnas puedo ver que Jorge Ramos es un hombre con tintes liberales. He tenido la oportunidad de ver varios reportajes de y en ellos es evidente la preocupación que siente por esclarecer una verdad y porque se haga justicia. Es un hombre que denuncia y que no tiene pelos en la lengua para decir lo que dice, en sus columnas de opinión se puede ver cómo con argumentos y datos concretos deja callado a más de uno. Es un hombre que habla desde su propia experiencia ya que la madurez que a adquirido y por las situaciones que ha vivido (como cubrir guerras y desastres naturales) creo que le ha dado mucha fortaleza para decir lo que dice.

A los 53 años de edad, Jorge Ramos sigue siendo un periodista incansable, es admirable ver como la gente lo quiere y aunque hace muchos años se fue de Mexico, muchos mexicanos expresan su admiración y ven en él una persona a la que pueden acudir para que se hagan valer sus derechos.

En sus columnas Ramos Ávalos sustenta sus tesis en testimonios de personas que han vivido determinada situación, muestra datos y cifras claras de las injusticias que se cometen. Así como Maria Jimena Duzán utiliza varias herramientas de persuasión, este periodista mexicano también acude a ellas. Poner al lector en una situación, hablar desde su propia experiencia, dejar interrogantes que permiten que el lector tome partida y quede con lago que recordar y cuestionarse del artículo, y poner ejemplos para demostrar lo que dice son algunos de los recursos que Ramos utiliza para convencer a su publico.

En cuanto a la estructura de sus columnas. En un primer párrafo presenta su tesis y la idea que quiere defender, después explica y pone en contexto al lector, presenta datos y cifras concretas que sustentan la tesis: Twitter nos ha cambiado la ortografía y la gramática. O, para ser más precisos, las ha puesto patas p’arriba. Para meter todo en 140 caracteres hemos apachurrado y despanzurrado al español. Los acentos prácticamente han desaparecido. Twitter ha logrado lo que propuso el escritor colombiano, Gabriel García Márquez, en un polémico discurso en Zacatecas en 1997, mucho antes que existiera siquiera el concepto de las redes sociales. 
“Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y jota”, dijo el Nobel de literatura en el primer Congreso Internacional de la Lengua Española. Luego se pregunta: “¿Y que de nuestra be de burro y nuestra ve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una?” (“Cómo Twitter nos cambió la vida” Noviembre 21)

Posteriormente muestra una posición y dice lo que piensa con respecto a lo que dijo y así mismo le presenta al lector las posibles soluciones y los pone en determinada situación para dejar carta abierta. En los últimos párrafos deja interrogantes para que el lector se cuestione y para que se ratifique que lo que él esta diciendo sí es cierto y que si lo dice es porque tiene fundamento para decirlo.

 “Qué bien que Gingrich destapó el tema migratorio entre los Republicanos. La pregunta central es ¿qué vamos a hacer con 11 millones de indocumentados que no van a regresar a sus países de origen? Urgen respuestas realistas”(“cuando la igrasia encubre criminales” Noviembre 7).

¿Cuántos obispos y líderes de la iglesia han encubierto a miles de sacerdotes acusados de abuso sexual infantil y no les ha pasado nada? (“cuando la iglesia encubre criminales” Noviembre 7)

La mayoría de sus columnas tienen sentido social, Ramos busca respuestas, se pone en los pantalones de los ciudadanos y plantea posibles soluciones ante una problemática. Se basa en estudios, reportajes e historias que el mismo ha vivido para demostrar que lo que dice es cierto. En la columna “cuando la iglesia encubre criminales” del 7 de Noviembre, es evidente la  voz de indignación y de preocupación que siente al saber que la justicia esta siendo selectiva en el momento de encarcelar y juzgar a los criminales y a quienes encubren delitos como la pornografía infantil.

“Cualquier persona que encubra o proteja a un criminal que violó, abusó sexualmente de un menor de edad o que esté involucrado en pornografía infantil es, también, un delincuente que debe ser enjuiciado, castigado y encarcelado. No importa si es sacerdote o si no lo es. Ojalá el Vaticano esté escuchando”.

En cuanto al público al que van dirigidas sus columnas, creo que no es muy específico y selecto, creo que así como las pueden leer y entender adultos, también son aptas y apropiadas para que las lean jóvenes. No creo que vayan dirigidas para una clase social específica. La demanda que tiene en las redes sociales es impresionante, tiene mas de 200 mil seguidores en Twitter, tiene su propia página de Internet www.jorgeramos.com y esto demuestra que este es un periodista que gracias a su trabajo se ha ganado el reconocimiento de muchas personas a nivel mundial.

Por ultimo, creo que Jorge Ramos Ávalos es un periodista digno de admirar, es una ser humano que por lo que dicen y por lo que veo en sus reportajes es consecuente con sus palabras, es inteligente y por lo tanto se convierte en otro ejemplo de buen periodismo echo por un latinoamericano.

 

 

 

 

 

Anuncios