FINAL – Jeffrey Darío Ramos G. – Nuevas

por La hora del escarnio


Lecciones de Hombría

Por Jeffrey Ramos.

Luis es un hombre de 31 años de edad, soltero, radicado en Estados unido en donde también consiguió un título profesional. Es mi Tío. Una persona a la que admiro y considero como casi un padre para mí. Ahhhh sí… también  es homosexual.

Por eso cuando escucho los discursos de algunos políticos y la iglesia, en la que argumentan que la adopción de niños por parte de parejas homosexuales es perjudicial para el desarrollo de los menores no puedo evitar pensar que lo único perjudicial para el crecimiento de un niño es la falta de amor. Mi tío resultó ser en ultimas esa figura masculina en mi vida. Ciertamente no me enseñó a jugar futbol, o beber cerveza o a decirles a las mujeres que la cocina era su lugar. Las lecciones de mi tío eran diferentes. Me enseñó por ejemplo que la autoridad no se ejercía con el puño sino con la inteligencia. Me enseñó que ser un hombre era ser consecuente con los actos. Me enseño que ser la cabeza de familia era más que solo impartir órdenes. Era una cuestión de responsabilidad.

Ahora escucho el caso de Chandler Burr, el periodista norteamericano que acusó al ICBF de quitarle sus hijos por admitir que era homosexual. Y a pesar de las excusas del ICBF en las que afirma que la afirma que Burr no fue sincero con ellos y por lo tanto eso pudo afectar el desarrollo de los niños, estoy seguro que detrás de eso se esconde ese mismo moralismo, con el que meses atrás se pedía al congreso que tumbara la ley que permitiría el matrimonio de parejas homosexuales.

Porque en Colombia vivimos bajo una doble moral, en la que aceptamos que se golpeen mujeres, pero nos parece terrible la idea de que un homosexual adopte. Por qué los llamamos homosexuales en los cocteles y maricones en la casa. Por qué afirmamos no tener problemas con ellos, pero eso sí, de lejos…

Los latinoamericanos sobre todo que nos quejamos de la xenofobia, mientras no tenemos problemas con nuestra homofobia.

Me pregunto si desde la perspectiva colombiana es mejor el papá que llega ebrio y golpea a su esposa. O la madre que deja abandonados a sus hijos. O el familiar que viola a la muchacha indefensa. Dicen que hay que escuchar que piensan los niños. Si quieren tener padres gay. ¿Saben dónde surge ese odio o desprecio por los homosexuales?

De nosotros.

Y mientras más pienso en eso, más cuenta me doy que espero que esos niños reciban lecciones de hombría tan valiosas como las que me dio mi tío.

_______________________________________________________________________________________________________________

Nativos Analafabetas.

por Jeffrey Darío Ramos González

http://podcast29680.podomatic.com/player/web/2011-12-02T17_21_10-08_00

Nota al pie: Catalina, cualquier cosa te envio el Mp3 al correo por si el link no funciona.

Anuncios