Trabajos Finales

por La hora del escarnio


Por: Karin Lombana

Periodista Nacional: Jorge Cardona
Jorge Cardona Alzate es un escritor y periodista caldense. Es el editor general del diario El Espectador. Es un experto en el tema de la política en Colombia. Ha sido profesor en las universidades Central, Externado, Santo Tomás, Andes y Pontificia Universidad Javeriana, en la cual actualmente dicta Periodismo político. Tiene más de 20 años de experiencia en el ejercicio. Se especializa en la prensa aunque también ha trabajado en Radio.

Escribió el libro “Días de Memoria” en el 2009, en el cual narra los hechos violentos que ha sufrido Colombia y los héroes que este ha tenido. “El día a día en que ellos y muchos otros mártires dejaron su huella defendiendo la vida y la libertad, es el hilo conductor y la razón de ser de Días de Memoria”. Este libro hace una recopilación de los hechos más importantes que sacudieron al país. El libro cuenta con 60 capítulos, entre estos están: “El cartel de Medellín y su oleada asesina”, “Paramilitarismo acarrea con nuevo método: masacres”, “la guerrilla responde a la paz con acciones de guerra”, “La eterna crisis en el ministerio de justicia”, etc. Este libro en mi opinión nos da un plano general de lo que ha ocurrido en cuanto a lo político y al conflicto de guerra interno que ha vivido y que aún sigue viviendo Colombia. Nos hace reflexionar y entender que poco ha cambiado esa historia y que más bien en la actualidad revivimos hechos de hace más de 20 años. Es un llamado a la sociedad a recordar, no olvidar y actuar.

Este periodista hincha a muerte de Millonarios soñaba con ser periodista deportivo, pero por acontecimientos inesperados que pasan en la vida terminó siendo un periodista experto en política. Cabe aclarar que Jorge Cardona nunca estudió Periodismo pero su pasión por la lectura y sus ganas de investigar sobre la historia de Colombia lo llevaron a convertirse en un experto en el tema político y en uno de los mejores periodistas del país.

En los artículos que publica, se podría decir, que es un defensor de la vida, la paz y la justicia. También que narra a fondo los sucesos que ha vivido o de los que tiene un conocimiento profundo. Su opinión sobre la política en Colombia ha hecho que su trabajo goce de un gran reconocimiento y respeto.

Desde mi punto de vista puedo observar dos tipos de escritos de Cardona. Por un lado esta el cronista que con hechos y fechas exactas narra historias sobre personajes o acontecimientos que marcaron una diferencia en la historia de Colombia y por otro lado esta ese escritor comprometido con la sociedad de informar sobre la historia política del país y sobre lo que sucede en la actualidad.

Creo que Jorge Cardona es un periodista a quien le duele su país y los sucesos atroces que ocurren en él diariamente. También que es un soñador quien espera que la historia política cambie o que casos por ejemplo como los de impunidad sean tomados en cuenta. Pareciera que escribiera guiado por su corazón, haciendo que uno como lector se enamore de sus escritos y se convierta en un fiel seguidor.

Trabajando en un diario como El Espectador, de tendencias liberales y objetivas, Cardona informa y narra sobre los problemas que tiene el país o que ha sufrido en años anteriores. Sus escritos van acordes al estilo del periódico y muchas veces hace un llamado a las injusticias que ocurren en el país. Pero lo que es realmente fascinante e interesante de los artículos de Jorge Cardona son sus contenidos. El comienzo de sus artículos tienen la magia de lograr que el lector quede automáticamente enganchado, vaya hasta el final  y quede con ganas de más.

Considero que Jorge Cardona es un excelente cronista. Las historias son relatadas de forma amena pero informativa. Además puede situar al lector en un lugar y tiempo específico, pues como mencioné anteriormente las fechas y los lugares mencionados son exactos. Casi que podría sentir uno familiaridad con el personaje del cual se narra, o se puede sentir como si Cardona lo hubiera conocido muy bien. Lo cual revela los conocimientos que tiene este periodista y el enriquecimiento narrativo que esto aporta a su escritura.

Acá presento, como ejemplo, algunos fragmentos de sus escritos y de su contenido de los cuales me refería anteriormente:

““La prensa es libre en tiempos de paz”, ordenó el consejo delegatorio que proclamó la constitución de 1886. Y luego Núñez y Caro asumieron la prensa como si estuvieran en tiempo de guerra. El fugaz paso del vicepresidente Eliseo Payán por la jefatura del Estado, en diciembre de 1887, así lo evidencia.”,  De la mordaza de los grandes diarios

“El 8 de Enero de 1828 estaba con él, justo en el momento en que la Convención de Ocaña, convocada para saldar diferencias políticas con Santander en una nueva Constitución, estaba a punto de empezar. Inició en abril y en agosto ya había precipitado la dictadura del libertador”, Artículo: Manuela Sáenz Aisouru VII (6 de Julio de 2010)

“Juntos vivieron la historia antes de que la envidia los envolviera en un abrazo. Cuando Bolívar regresó a Bogotá para reasumir la Presidencia de la Gran Colombia y enfrentar la amenaza de la separación de Venezuela, uno de sus primeros deseos fue  pedirle a Manuelita que lo acompañara” Artículo: Manuela Sáenz Aisouru VII (6 de Julio de 2010)

Este periodista ha tenido que vivir en la historia Colombiana asesinatos de personas inocentes quienes en muchos casos eran amigos o  compañeros de trabajo. Pero esto no ha sido motivo para que este periodista deje de ejercer su profesión.

Esos asesinatos y muertes que menciono han sido motivo para hacer homenajes por parte de Cardona y por supuesto de hacer un llamado a la sociedad colombiana sobre los casos atroces que quedan en la impunidad. A muchos de los asesinatos que ha tenido que vivir este periodista no se les ha dado la importancia necesaria ni se les han hecho investigaciones profundas quedando así en la impunidad absoluta. Tema que parece afectarle a Cardona.

“Jorge Enrique Pulido lo asimiló desde su deber. Nunca detuvo el ritmo incesante de su oficio”… “Hace 20 años el narcotráfico acalló la voz del periodista Jorge Enrique Pulido. Un hombre hecho a pulso”… “Pero como muchos otros crímenes de la misma época aciaga, fue un sacrificio inútil. Algunos sicarios purgaron meses de cárcel, pero su asesinato quedó en la impunidad. Al menos hoy queda la memoria que conserva su lucha” , Veinte años después de su asesinato (7 de noviembre de 2009)

“A punto de cumplirse 20 años de este cruento episodio, la memoria de estos talentosos mártires sigue viva, pero en términos de justicia prevalece la impunidad”…”desde esa misma época, el expediente por el doble homicidio de los periodistas permanece enmohecido y, según los expertos, a punto de prescribir sin conclusiones válida”…” Un recuento de buenos y difíciles momentos que, como los de Daniel y Julián Chaparro o los de Piedad Díaz, tienen un antes y un después del 24 de abril de 1991. Desde esa fecha la ausencia los ronda”, Veinte años sin prescripción (3 de abril de 2011)

Desde mi punto de vista Cardona cumple todas las expectativas como periodista. Tiene muy claro que es lo que quiere decir y que mensaje quiere transmitir a su público. Maneja la misma estructura y los temas casi siempre son similares.

También puedo observar que parece ser alguien que no le teme a nada. Esa persona que a pesar de haber tenido que vivir experiencias cercanas con la muerte, como con los casos de Guillermo Cano y Julio Daniel Chaparro, o inclusive amenazas por su libro “Días de Memoria” no se rinde y sigue ejerciendo su trabajo como periodista con tenacidad.

Es de esos pocos periodistas a quien no se le olvida de donde viene. Que no es sobre actuado ni le interesa la fama. Creo que  esto es un adjetivo primordial para que el público y los seguidores sientan admiración y respeto hacia él.

“Jorge nos recuerda que el periodismo no es solamente escribir sino conocer, saber y entender” Jorge Andrés Bravo, estudiante de Comunicación Social de la Javeriana

“Jorge sabe mucho de la historia de Colombia. Es muy organizado y por esto tiene todo muy claro, las fechas, los atentados que ha habido, los asesinatos, etc. Es un conocedor completo. Una cosa muy buena es que a él no le interesan las notas, ni  rajar a la gente sino que la gente aprenda y eso es a lo que uno llama un “MAESTRO”. Uno aprende con él a despreocuparse de la nota (que siempre pasa con todos los profesores) y por el contrario aprende a interesarse de verdad por un problema del país. Las clases de él son a las siete y nadie falta nunca, no se siente el peso de la madrugada, pues una va con todas las ganas a aprender. De verdad es la mejor clase que hay en la carrera de comunicación” Omar Vasquéz, estudiante de periodismo de la Javeriana

“Es el mejor profesor que uno se pueda imaginar. Es muy bueno porque integra la política y la historia y te ayuda a entender cómo funciona Colombia. Además los trabajos que te pone son de esos de los que aprendes. También te da luces sobre cómo funciona la política en el país, los poderes y quienes gobiernan. Es la mejor clase que he tenido de periodismo.” Diana Cortés, estudiante de periodismo de la Javeriana

“Jorge Cardona es una persona del común. El monta en bus, transmilenio y no se le olvida quien es y de donde viene. Trata a todos como iguales. Eso es lo más valioso que Jorge Cardona tiene”, Rodrigo Sandoval, Periodista

Me parece importante resaltar estas opiniones sobre los alumnos que ha tenido Jorge Cardona, pues de alguna forma definen su personalidad y su forma de ejercer su profesión. Y a pesar de no tener fácil acceso y de que son difíciles de encontrar en Internet sus escritos, de lo que pude leer y percibir es que, como escritor y periodista es uno de los mejores en Colombia.

Puedo deducir por “Días de memoria” que Jorge Cardona ha vivido y ha visto esa política oscura e intensa que ha vivido y vive este país. Nos ha contado estas experiencias de forma clara,  a todos nosotros, para que así entendamos el funcionamiento actual de nuestra política. Es indispensable entender el contexto del pasado para poder entender el futuro y ese es el objetivo de Jorge Cardona, un periodista que ha vivido una época dura de la historia y esta acá para contárnosla de forma clara y precisa.

Sus crónicas, sus artículos y su libro son simplemente un claro llamado a entender lo importante que es la memoria histórica en un país donde precisamente a todos se nos olvida los daños que se han hecho y  los cuales quedan en el olvido.  Quizá no queremos recordar , quizás porque no lo entendemos, pero para eso están los escritos de Cardona. Claro esta que esto lo digo desde mi punto de vista y desde lo que alcancé a leer en este tiempo de Jorge Cardona.

Periodista Internacional: Von Georg Diez

Von Georg Diez nace en 1969 en Munich, Alemania. Se considera periodista, escritor y publicista. Pero estudió Historia y Filosofía en París, Hamburgo y Berlín. Actualmente es columnista online de la conocida revista Spiegel en Alemania. Es un periodista importante y reconocido no solo por su trabajo actual sino también por los libros que ha escrito. Escribió una autobiografía y uno  sobre los Beatles y los Rolling Stones “Gegenspieler: Beatles – Rolling Stones” (Jugadores en contra: Beatles – Rolling Stones), así como la historia de su madre y el cáncer que sufrió, entre  otros. Ha escrito en diferentes medios impresos alemanes y ha sido invitado a importantes charlas por sus conocimientos sobre cultura, política, actualidad, etc.

 Sus columnas se caracterizan por ser escritas desde un punto de vista crítico pero con humor fino. En estas se puede observar también que sabe mucho de los temas culturales de gran parte del mundo. Cada columna es original y tiene un sello único que lo diferencia de los demás.

Como ejemplo podemos percibir en una de sus columnas el punto crítico de este autor. En esta columna el tema es como ha cambiado el turismo y lo que los viajeros buscan en la actualidad.

“La ciudad Singapur no tiene ningún sentido, y no tiene otra función a parte de la de entretener”…”Anteriormente el viajero buscaba el mundo. Hoy trata de buscarse a si mismo. Vuelven quizás los viajes a las personas bobas?”… “Hay personas a las que nada a parte del Boom Boom Boom de una rumba les causa gracia”… “viajan buscando diversión y poder enloquecerse”, Als Thomas Cook die Welt Erfand (Cuando Thomas Cook descubrió el mundo)

Algo curioso y contrario a lo que ocurre con los columnistas de los diarios nacionales colombianos, es que las columnas de Diez y en general de otros autores de esta revista son muy extensas, van desde 4 hasta 7 páginas. Pero lo que me sorprende es que no aburren en ningún momento. En el caso de Diez, como lectora no podía parar de leer los artículos hasta el final. Por lo cual concluyo que sus columnas son completas y entretenidas. También este periodista recurre a dar ejemplos por medio de cortas entrevistas que hace, las cuales tienen como fin argumentar su punto de opinión.

Los temas que trata este autor son siempre de cultura. Diez es el encargado de esa parte en la revista Spiegel. Pero lo que sorprende es que a pesar de estar metido en la parte cultural siempre abarca temas desde diferentes puntos de vista y situaciones, me refiero a que no presenta temas light como sucede en nuestro país sino temas que interesan realmente a la sociedad. Y lo mejor de todo es que no solo se queda con lo que pasa en Alemania sino va más allá escribiendo sobre lo que pasa en el mundo entero.

Georg Diez estudia de alguna forma los comportamientos de los seres humanos y como se desarrollan culturalmente estos. Como la nueva era los ha cambiado y como es su forma de vivir en la actualidad. También hace referencias a actores, directores, periodistas, gente de la farándula que alguna vez fueron íconos importantes en el mundo o lo son en la actualidad.

En uno de sus artículos nos informa sobre el columnista del New York Times, Thomas Friedman, quien escribió recientemente un libro “Eso eramos nosotros: ¿cómo América se quedó atrás en el mundo que inventó y como podemos volver?. En esta columna podemos observar como de entrada el autor describe a este personaje.

“Thomas Friedman tiene un bigote de morsa y una escencia de cachorro. El bigote dice pesimismo, el resto dice optimismo”…” Así funciona el mundo de Friedman: reducido todo en una foto, una analogía y una metáfora”… “verde verde verde si no nos morimos todos, globalización globalización globalización el mundo es plano y ahora América América América, estamos en el final, ese es el nuevo mantra”, Walross und Welpe (Morsa y Cachorro)

Y así en un tono sarcástico se desarrolla su columna. Pude notar que no solo en esta sino en muchos de sus escritos utiliza ese tono acompañado de burla. Lo que deja claro que este autor utiliza siempre la misma estructura y nunca se sale del estilo con el que suele escribir. Comienza con un tono burlesco, luego desarrolla su punto y argumenta con exponiendo opiniones en contra de lo que el dice. Sus críticas, cabe aclarar, no son todas negativas. Por último hace una conclusión (después de tanta crítica) donde su punto de vista es claro y a pesar de ser negativo en algunos párrafos al final propone un resultado positivo.

Ejemplo:

“El mundo era más grande en ese entonces. El mundo no es más pequeño ahora. Casi todo en cuanto a viajar ha cambiado. Pero algo permanece igual: Viajar nos enseña, que queremos ser y quienes somos. Entre más lejos viajemos más nos encontramos a nosotros mismos”, Als Thomas Cook die Welt Erfand (Cuando Thomas Cook descubrió el mundo)

Para mi una de las características más valiosas de Diez es que si esta en contra de algo, no se queda solo en ese punto y va más allá. Investiga cuál podría ser la causa de estar en contra y al final muchas veces cede a aceptar que la situación no es del todo negativa. Es como si reflexionara el mismo, por lo tanto el público también reacciona y haciendo que este también reflexione sobre el tema del cual trató.

Algo que me gustó mucho y con lo cual me identifico como escritora de columnas es que este autor se hace preguntas constantemente durante la lectura ( muchas veces el lector también las piensa pero no las ve impresas).

“Es como casi siempre en Friedman: El en realidad no cuenta nada nuevo, eso lo sabemos. Todo se resume a una pregunta: Cuales son las prioridades del futuro, por el cual se deben tomar decisiones extremadamente importantes ahora?, Walros und Welpe (Morsa y Cachorro)

A lo largo de este tiempo que leí sus columnas me sentí atraída cada vez más por el tono critico, burlón, irónico y sarcástico que maneja este autor. Había leído escritos que me llamaban la atención pero después de leer varios vine a entender su estilo. Por ejemplo algo que me causó curiosidad fue una columna sobre la película “Media noche en París”, de Woody Allen. Quiero decir que soy fanática de este director y que solo había leído buenas criticas de esta película hasta que leí la columna de Diez. Pero lo sorprendente es que no me molestó y por el contrario me causó mucha gracia.

“Media Noche en París es una burla interna, una impresión de los americanos, quienes se imaginan algo grande y mágico de la capital francesa de los años 20: puro cliché o simplemente quisieron mostrar estilo Wikipedia la vida que llevaban pintores ya muertos en sus “épocas de gloria”” “Woody Allen ama estos temas románticones y de escritores fracasado y no sale de ellos”  EuropÄische Illusionen, (Ilusiones europeas)

Investigando sobre el perfil del autor también encontré algo que me causó curiosidad y es que sus frases son famosas e inclusive tiene en la red social Facebook un grupo que se llama “Las Frases Perfectas de Georg Diez”. En estas se pueden leer frases como:

“Sobre los últimos meses: Ese fue nuestro verano en el que vivimos la desconfianza”

“Estamos en época de autoridades. Para los muros es bueno. Para las personas es malo”

Sobre los conservadores: “Chistoso que puedan existir personas tan locas”

Creo que Goerg Diez es un periodista que causa polémica, lo cual hace pensar inmediatamente que es diferente a los demás. Qué hace que el autor reflexione y cree opiniones a veces a favor o a veces en contra. Es un periodista que evidentemente sabe mucho sobre personajes reconocidos como sobre temas del mundo.Lo que más me gustó es que los temas siempre son mirados desde diferentes puntos de vista, desde el cultural, psicológico, político, etc.

Yo recomendaría a este periodista porque nos muestra siempre la otra cara de la realidad. Y no la maravilla como la llegan a mostrar muchos autores.

Columna nueva: ¿Logrará la violencia acabar con la esperanza?

Existe una explicación que convenza sobre el porque las mujeres son maltratadas, los niños son irrespetados, o la policía haga mal uso de su poder?  Esta problemática sería tema para varias columnas. En esta me referiré a un caso de agresión especificó y concreto que ocurrió el pasado jueves 24 de noviembre  durante  la  marcha estudiantil pacifica, organizada y con sentido que se llevó a cabo en la ciudad de Bogotá

Un estudiante de la Universidad Minuto de Dios fue agredido por el Escuadrón de la Policía (ESMAD). Este joven que solo pretendía exigir un futuro mejor en su educación perdió el 70% de uno de sus testículos gracias a una bala de gas disparada por un agente  del escuadrón ESMAD, por lo cual es muy probable que este joven quede estéril a sus 19 años. Además del daño psicológico que pueda sufrir.

Esta es una situación completamente inaudita, reprochable e inaceptable. No es posible que la Policía actúe agresivamente contra un estudiante a una distancia de dos o tres metros cuando él no estaba realizando ninguna actividad peligrosa para la sociedad ni para la policía. Lo único que hacía era sostener una bandera de Colombia y caminar con sus compañeros exigiendo una educación superior, gratuita, de calidad y para todos en las universidades públicas.

El hecho ocurrió sobre la carrera séptima al frente de la Pontificia Universidad Javeriana. No hay respeto hacia el estudiante que marcha buscando justicia y menos contra las personas que observan. Fue un acto, cobarde, irresponsable, insensato y desmedido que se hizo sin pensar (como siempre) en las consecuencias.

Qué pasa si la bala cae en el ojo? Y lo pierde? La policía esta totalmente equivocada acerca de lo que deben hacer con ese poder que les da el uniforme y las armas. Quizas necesiten también una educación de calidad y deban también luchar por ella. Sería buenísimo que alguien les explique lo peligrosas que son las armas. A veces tanto poder llegar a la cabeza de estos policías quienes se sienten en plena libertad de actuar como animales con ellas.

Es una situación digna del repudio y la denuncia. Y si no fuera porque una estudiante de periodismo grabó los sucesos y existen las pruebas, nadie lo podría creer, ya que fue el más absurdo y peligroso acto. Puedo asegurar que este estudiante perdería toda fe y credibilidad al solo tener como prueba sus palabras. Porque acá poco importa lo que hagan los policías y las agresiones que estos realicen en contra de la sociedad civil. Estas “siempre” están sirviendo a la sociedad. Si claro.

Si por algo se han caracterizado las últimas marchas que han realizado los estudiantes es por la forma ordenada y organizada como se han llevado a cabo. Todos están unidos por el mismo propósito, nadie tiene la intención de agredir, de hacer daños o de herir a las personas a su alrededor. Lo único que se pide es un futuro mejor para educación de nosotros los estudiantes.

Que más se puede esperar de un país donde la violencia es la solución temporal a cualquier problema o cualquier crisis. Donde las personas actúan pensando siempre en el beneficio propio y no en el de los demás.  Me desilusiona y me entristece profundamente esta situación. Sé que la gente ve el vídeo y queda en shock, comenta pero hasta ahí llega a situación. Es una triste realidad que no debemos aceptar así vivamos en un país sin memoria y en un país marcado por la indiferencia.

Acá les dejo el vídeo de la estudiante de periodismo: (Minuto 1:10) http://www.youtube.com/watch?v=j6UGSzOXEm8&oref=http://www.youtube.com/results?search_query%3Dmarcha%2B24%2Bde%2Bnoviembre%26oq%3Dmarcha%2B24%2Bde%2Bnoviembre%26aq%3Df%26aqi%3D%26aql%3D%26gs_sm%3De%26gs_upl%3D16138l33673l0l34256l60l55l11l27l18l2l312l3384l1.8.7.1l17l0&has_verified=1

Columna nueva audio: ¿Vendiendo música o armas destructivas del planeta?

http://karinlombana.podomatic.com/entry/2011-12-01T21_41_12-08_00

Columna corregida: Supermercados de cadena vs Tiendas de Barrio

Un tema visto desde la sociología de masas y desde el comportamiento del consumidor. No es fácil, llevarlo al plano de la discusión o el debate ante la magnitud de desigualdad entre las partes. Es apenas lógico y perceptible el poder de unos frente a otros.
Me referiré a supermercados y tiendas en Bogotá. Sin desconocer que los primeros se encuentran ubicados en esas grandes extensiones de tierra construidas con ánimo de lucro y que los encontramos por ejemplo en centros comerciales, los cuales últimamente se multiplican sin control en casi todas las ciudades.

La moda de construir centros comerciales es relativamente nueva y la tendencia a seguir construyendo por ahora sigue siendo absolutamente vigente, dada la acogida que ha tenido por parte de una población con o sin mucho dinero dispuesta a dejar lo que tiene por esa ola de consumismo en la que se ha visto envuelta por la publicidad y el afán de estar a la moda en todos los sentidos. Pero bueno esta contradicción sería tema para otra reflexión. Sólo quería mencionarlo ya que en todo centro comercial existe la posibilidad de hacer mercado alejando así a los consumidores del negocio pequeño, en este caso concreto de la tienda.

Siempre ha sido una gran cualidad que la gente que atiende en las tiendas son personas pendientes de su negocio, las cuales ofrecen un buen servicio, manejan un surtido completo y variado pues tienen claro que deben luchar y dar la pelea frente a los grandes, a los supermercados, a los que manejan publicidad, rebajas, ofertas, etc. Las tiendas siempre han sido importantes, van de la mano muchas veces de las clases menos favorecidas y proliferan en los barrios más populares de la capital.

Es en esta parte donde quiero destacar lo que significa la tienda para quienes la frecuentan. Es cierto, que no pueden competir usando la estrategia costosa de la publicidad ni sorprendiendo al cliente con ese tipo de atractivos que atrapan y que también sería otro fenómeno sociológico para analizar en otro contexto. El tendero en su lugar ofrece compañía, diálogo, amistad. Es casi imposible ir a la tienda y salir sin antes haber hecho un comentario, haber escuchado alguna novedad que sucedió en el sector, porque no un chiste o simplemente un hasta luego acompañado de un “que vuelva”. Además de la alternativa de poder comprar solo una libra de un determinado producto o un paquete grande, mediano, pequeño o muy pequeño de otro.

Muchos serían los aspectos a considerar en esta especie de comparación, pero hay algunos que son claros para los consumidores que prefieren las tiendas y que con razón las defienden, pues salen seguros de lo que pagaron, por ejemplo comprar cantidades pequeñas permite comprobar que se pagó lo que decía en el paquete. Si le faltan 100 pesos, con seguridad el tendero le dice “me los trae mañana”, ¿pero que le dirán en el supermercado si le faltan? Por el contrario en este es diferente y he sido testigo de situaciones desagradables cuando la persona va a pagar algo que tenía un precio y luego en la caja le dicen frases tales como “ese precio era solo hasta ayer”, o le dan otro precio sin ninguna explicación, pues no hay tiempo para hacerlo, la cajera desconoce el motivo, o simplemente a nadie le interesa. La solución final será dejarlo o pagar con desagrado. Allí nadie conoce a nadie, y una persona inconforme en un momento dado difícilmente logra alterar el ritmo. Por razones obvias relacionadas con el agite y el estrés es más difícil seguirle la pista a cada producto cuando de un mercado grande se trate.

Por último en la tienda no le piden al cliente donaciones, ni pagos extras para el empacador, que seguramente es un consumidor de tienda y no tiene la culpa de la astucia de sus patrones, pero aún así este trabajo es una gran fuente para muchas familias. Por todas estas razones me preocupa que en varios sectores estén desapareciendo las tiendas y se estén construyendo mini supermercados como “carrulla express”, carrefour express”, etc. Se compra el terreno de la tienda y se construye un mini imperio. Se supone que al dueño de la tienda le siguen pagando cierta parte, pero no me queda muy claro que porcentaje es y si de verdad a esta persona le funciona. Me nace una pregunta con esta situación que actualmente esta ocurriendo en Bogotá, ¿Desplazará el supermercado en un futuro cercano, (en los sectores más concurridos) a la tienda de barrio y la ubicará en el recuerdo nostálgico de quienes hicieron de ella su fuente de sobrevivencia y de quienes como consumidores y clientes la valoran?

Ya se ha dicho bastante a favor de las tiendas y esto no quiere decir que todo en los supermercados sea malo. Se trata solo de poner en la balanza los dos posibilidades que tiene el consumidor. También compro en los supermercados y por lo tanto puedo destacar entre otras ventajas la seguridad, el menor riesgo de recibir dinero falso y el control sobre las fechas de vencimiento. El énfasis que hago cuando habló de la tiendas obedece a que considero que se ubican como ya lo dije en una posición de desventaja frente a un supermercado organizado.

A mi personalmente no me gustaría que esto pasara y me encantaría que mis hijos, nietos, etc., pudieran seguir disfrutando del servicio de las tiendas, únicas en pocas partes del mundo. Sitios como estos logran sacar de apuros a cualquiera, comenzar una rumba entre amigos o simplemente complacer el más mínimo antojo. Ojalá nunca dejen de existir o que por lo menos prevalezcan en los barrios pequeños de las grandes ciudades y en los pueblos. Creo que la tienda es un gran recurso y porque no, una gran característica de nuestro País. Pues este servicio no se encuentra en cualquier lugar de otros países.

Columna Corregida: La movilidad en Bogotá

Bogotá se encuentra en una crisis preocupante. Los ciudadanos se sienten inseguros, decepcionados, desconfiados, etc. Todos los que habitamos en esta ciudad, conocemos las problemáticas que se generan, y los costos que debemos pagar por vivir en la capital. Aunque todos nos enfrentamos a una cotidianidad difícil, lo analizamos desde múltiples ópticas. Comienzo por decir que es una ciudad contaminada, en parte debido al manejo caótico del transporte. Es una urbe que ha sido víctima de la construcción desordenada carente de una buena planeación. Como le pasa a la gran mayoría de la población, no me siento bien en Bogotá. Nos enfrentamos a un trafico absurdo, con trancones todos los días, huecos y todo a pesar de lo que pagamos. Existen buenos proyectos presentados por la actual alcaldesa. Pues bien no quiero adelantarme de manera pesimista a juzgarlos por el contrario espero que como ella lo dice mejore la seguridad, se proteja el medio ambiente y disminuya la congestión y el caos. Dicho esto el tema a tratar es Transmilenio.

Cada vez, es más difícil el día a día en Bogotá, una ciudad genera un estrés del que pocos se escapan. La ciudad muchas veces se ve como si fuera una sola nube negra de ese humo que echan los buses, las calles están desordenadas y sucias. A veces quisiera llegar lo más pronto posible a mi casa, lavarme las manos y sentir que me quito toda esa suciedad y contaminación.

Pero como es posible que uno sienta eso en su ciudad, en la que creció, donde se supone que su evolución en los últimos años ha sido “increíble”. A veces me pregunto, ¿cómo un candidato a la alcaldía promete hacer sentir a los ciudadanos orgullosos de Bogotá? Por mi parte creo que eso jamás pasará, de hecho lo que siento es unas ganas infinitas de irme. No me siento segura, le tengo miedo a la Policía, a los parques solos, a las calles deshabitadas, a los taxis no pedidos, odio los trancones, los buses, el Transmilenio (sobre todo el precio de este), los huecos, etc.

Pero bueno, existe un lado positivo y es que se quieren mejorar todos estos aspectos por medio de un proyecto llamado “Esperanza”. Este proyecto nace con la idea de descongestionar sectores de la capital como por ejemplo el de la séptima, donde la guerra del centavo es cada vez mayor. La alcaldesa encargada de Bogotá, Clara López, asegura que este proyecto ayudará a contribuir con el medio ambiente, mejorará la seguridad y disminuirá la congestión.

La idea del protes reemplazar los buses actuales por buses eléctricos. Esto claramente demandaría varios millones de pesos. Pero ¿por qué unos buses eléctricos cuando se supone que ya debería estar el Transmilenio en la séptima? La construcción de Transmilenio estaba dividida en ciertas fases que debían estar finalizadas luego de un periodo de tiempo establecido. Ya han pasado 10 años y falta la construcción de muchas troncales. Por ejemplo en este momento la fase cuatro del proyecto debería estar terminada y apenas van en la mitad de la tres. ¿Pero quien reclama esto? Es increíble que en los más de diez años que lleva el Transmilenio desde su construcción, se hayan hecho miles de arreglos (por no decir una cifra exacta) siendo un proyecto nuevo. Creo que nunca he visto en los 5 años que llevo montando en Transmilenio alguna estación en la que no esté una malla verde, en la que no estén tapando un hueco o haciendo algún simple arreglo. Me pregunto todos los días a donde se fue esa platica que dimos todos y con la que evidentemente se hizo un trabajo mediocre y a medias. Raro que pase eso acá.

Poner en consideración el tema del transporte masivo en Bogotá, implica analizar el sistema Transmilenio, el cual pasó de generar ilusión y gran expectativa a provocar insatisfacción y grandes críticas. También me conduce a verlo como un fenómeno social ya que de el hace uso en su gran mayoría la gente que no tiene carro, que recibe bajos ingresos y que esta obligada a desplazarse lejos de sus viviendas. Los usuarios no están contentos ya que los pasajes son costosos y a cambio se tiene que viajar en condiciones pésimas. Lo que sucede es que los analistas que se han ocupado de estudiar toda la problemática y que tienen acceso a los medios para expresarlo, no hacen precisamente parte de la gente del común, de esos miles de usuarios que deben viajar de pie por más de una hora en medio del caos de las horas pico cuando regresan agotados a sus casas.

Me pregunto cual puede ser la solución inmediata ante todo este caos. Si ni siquiera ha terminado el proyecto de Transmilenio. ¿Cuando llegaría el reemplazo de los buses normales por los eléctricos? ¿Cuánto se demoraría en ejecutarse ese proyecto? ¿3, 5, 10 años? Soy muy escéptica ante esto. No me quiero imaginar todos los conductores de buses que quedarían sin empleo, los cuales harían infinidades de huelgas para que no les quiten su trabajo. Y eso por dar solo un ejemplo de lo que podría tener como consecuencias este proyecto.

El caos que se vive diariamente en las horas pico es impresionante, la gente no cabe dentro de los buses, lo cual genera un estrés y una violencia particular. Subirse a un Transmilenio, por ejemplo, para ir a clase de 7 es toda una tortura. En mi caso tengo que partir del Portal del Norte. Cuando entré a la Universidad, hace 4 años, la fila era corta, entraba tranquila y me podía ir sentada. Ahora parece una pelea de gallos (siempre sentí curiosidad por los metros en Tokyo y por los trabajos que muchas personas hacen empujando a la gente) bueno creo que la curiosidad ya la maté, pues es lo que tengo que vivir día a día.

A la espera de ingresar a un bus de transmilenio todos cierran sus ojos, toman aire, miran quien esta al lado, se acomodan, meten sus manos a los bolsillos para proteger el ipod o el celular, agarran sus maletas y carteras como si se las fueran a rapar, se hacen a los lados y no atrás como debería ser, miran el bus mientras se acerca lentamente (quiero aclarar que esto ya es un desgaste mental muy berraco) Y cuando por fin llega el bus, luego de esperar 15 o 20 minutos, todos comienzan a empujar suavemente, pero cuando se abren las puertas, no hay diferencia con un “pogo” de un concierto de metal, los cuerpos se tocan y se chocan con una fuerza brutal, se pierde el equilibrio, se jalan los pelos, el aire se agota, todos empujan como sea posible sin importar si hay gente adulta, niños, discapacitados o mujeres embarazadas. Cuando ya están todos adentro, en sus cachetes rojos y sudorosos se refleja el esfuerzo tan tenaz que tuvieron que hacer para entrar y no llegar tarde a sus destinos. Esta descripción la hago con el ánimo de sensibilizar a los que no lo viven, sintiendo por momentos que esta columna sería leída masivamente. Soñar no cuesta nada

No se cual sea la solución inmediata y creo que hasta ahora nadie la ha dado. Sinceramente la veo muy lejos y con muchas desventajas. Se habla de metros, trenes, buses eléctricos, tranvías. Si todavía no se ha terminado de pagar el metro de Medellín después de 40 años, no me quiero imaginar cuales serían las consecuencias de un proyecto de esos en Bogotá.

Todos los proyectos que proponen los candidatos a la alcaldía suenan muy lindos y uno se podría llegar a imaginar por unos instantes una Bogotá libre de contaminación, trancones e inseguridad. Pero eso esta presente solo en los sueños de todos, porque por ahora nos tocará usar máscaras especiales para tanta contaminación, aprender artes marciales para defendernos, gimnasia para entrar a un bus y usar almohadas anti-huecos.

Anuncios