El aborto sería legal si…

por La hora del escarnio


En un mundo en el que los hombres pudieran quedar embarazados, me atrevo a afirmar que el aborto sería una cuestión legal.

Debo aclarar que no estoy ni a favor ni en contra del aborto. Esta es una posición que todavía no me atrevo a tomar y a defender con convicción debido a la complejidad del tema. Sin embargo sí me atrevo a decir que, en un mundo en el que los hombres pudieron quedar embarazados, el aborto sería legal.

Si tenemos en cuenta el caso colombiano solamente, yo diría que el principal problema en materia legal es el bajo porcentaje de mujeres dentro de la política. Según un informe de El Tiempo , Colombia es el país de América Latina que más bajo porcentaje tiene de mujeres en el Congreso; las mujeres tienen presencia de 11,8 por ciento en el Senado, y 8,4 en la Cámara de Representantes. Lo anterior se ve reflejado en que las leyes acerca del aborto son creadas -casi en su totalidad- por hombres.

He aquí el problema. No tiene ningún sentido que alguien que nunca ha sentido ni podrá sentir lo que es quedar en embarazo, parir o amamantar a un niño, etc., sea quien juzgue y decida a las mujeres por alguna razón –válida o no- sí le toca hacerlo.

Preguntas como qué va a pasar con su vida, con sus estudios (si es que los tiene), con su vida laboral, sus proyectos a futuro, cómo le va a dar la noticia a sus papas y a su pareja, cómo lo va a tomar su pareja, la van a apoyar o no, etc., ejercen una presión sicológica muy grande, lo cual, en muchos casos, lleva a las mujeres a tomar decisiones precipitadas sin el acompañamiento correcto. Es decir, muchas de estas mujeres que tienen embarazos no deseados –sea por alguno de los tres casos que cobija la ley o no- recurren a “soluciones” rápidas o fáciles como lo son los abortos ilegales.

Estos abortos ilegales, además de funcionar por fuera de la ley, ponen en peligro la vida de las madres que se exponen a ellos debido a la mal praxis y malas condiciones en que se llevan a cabo estos abortos clandestinos. Según un informe de la organización nicaragüense, Sí mujer, la segunda causa de muerte materna en Colombia es el aborto, con una tasa de 130 muertes por 100.000 nacidos vivos.

Lo anterior significa que el aborto no es solo una cuestión ética o moral sino que implica unos temas de carácter práctico en donde la vida de muchas mujeres se ve amenazada.

En resumidas, la idea es que si los hombres pudieran sentir la presión sicológica que produce un embarazo no deseado, debido a sus múltiples implicaciones, lo más probable es que el aborto sería una cuestión legal. Pero no lo es porque en Colombia, las mujeres tienen poca o casi ninguna influencia sobre las decisiones legales que al tema respecta y por lo tanto, su punto de vista y sus opiniones no importan tanto como la de los hombres a quienes les es muy fácil juzgar pues ven el tema desde afuera.

María Paula Borda E.

http://www.eltiempo.com/politica/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-8147264.html

Anuncios