Colombia en el limbo con el Quimbo por Santiago Ruiz Forero

por La hora del escarnio


¿Y ahora que vamos hacer si los que nos tienen que defender nos atropellan? Ayer me llego un video por Facebook que se titulaba ¡El video que el gobierno colombiano no quiere que veamos! Uno más de los tantos que ya he visto rodar por las redes sociales, de la barbarie y el atropello del ESMAD contra el pueblo, contra los que somos sus verdaderos jefes, los que pagamos los impuestos y por ende sus sueldos.
El Quimbo, Huila, es un pueblo en su mayoría de pescadores, mineros y campesinos que consiguen su sustento diario a las orillas del rio Magdalena. Los pobladores de esta zona protestan de manera pacífica a las orillas de su lugar de trabajo, debido a que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos -que les recuerdo una vez más, trabaja para nosotros- en vez de defender a los que lo necesitan, los mandó a desalojar pues en esta zona se tiene un proyecto que consiste en la construcción de una hidroeléctrica que ocupará un área de 8500 hectáreas, y representara unos 6000 millones de pesos anuales para la nación, pero mientras tanto ¿qué pasará con las 456 familias es decir unas 1755 personas que quedaran a merced del Estado que no se ha caracterizado durante la historia por suplir las necesidades de su pueblo?
Según estudios, entre muchas otras consecuencias nefastas para la región, se inundarán cultivos en toda la zona lo que afectará drásticamente la seguridad alimentaria de los municipios perjudicados, puesto que los cultivos afectados son de arroz, maíz, frutas, cacao, pescado, leche, carne, etc., se perderán las zonas más fértiles lo que generará perdidas de al menos 900 empleos directos.
El gobierno se olvidó para quien trabaja, está defendiendo los intereses del grupo económico español Endesa -quien es representado aquí en Colombia por Emgesa- y hasta le montó un batallón que cuesta alrededor de 140000millones de pesos; cuando por el contario al que deberia defender, a su pueblo, lo saca a empujones, a patadas, con gases lacrimógenos sin importar que había mujeres, ancianos y niños indefensos. Y a pesar de todo esto, de que un hombre puede perder uno de sus ojos por una esquirla de un gas lacrimógeno, estos pescadores, mineros y campesinos nos dieron un ejemplo a todos los colombianos y en especial al gobierno pues no respondieron a los actos violentos, ya que la único que tenían, como dice el arzobispo de la región era “El arma de la pobreza”.
Es asombroso como en un país que se autodenomina por sus gobernantes como un país democrático y de leyes, sucedan estos actos violentos por parte de las instituciones cuando se hace un reclamo justo, exigiéndole al gobierno que no permita que una trasnacional desvié el rio magdalena acabando con la pesca; con los peces que son el sustento de muchas de los habitantes de las 8500 hectáreas de tierras que utilizaría dicha hidroeléctrica.
Me gusta mucho que este video haya tenido una gran difusión en las redes sociales hasta el momento, que la gente sobre todo de nuestra generación se sensibilice por estos temas que afectan a nuestros campesinos, pero eso si, espero que no se hable mucho de esto, que lo difundamos de manera masiva, pero que al final se quede ahí en Facebook y Twitter. Espero, por el bien de la población del Huila, que no se convierta esto en una especie de indignación virtual que nos dura dos días… porque el país nos lo están vendiendo de a poco y aquí nadie dice nada.

Anuncios