Cara nueva, vida nueva

por La hora del escarnio


 

La semana pasada, en Maryland EE.UU., se realizo el transplante de cara mas completo de la historia a Richard Norris que hacia 15 años vivía con su cara desfigurada luego de tener un accidente con un arma de fuego. Aunque en 2005 se había hecho un transplante de nariz, labios y mentón, la realizada el pasado 19 de marzo ha sido la más grande por lograr transplantar un rostro entero, desde el cuello hasta el cuero cabelludo, luego de años de investigación.

La historia de este hombre y la de una mujer que perdió su rostro por el ataque de un perro, me recordó a todas las mujeres y hombres que han sido atacados con ácido en los últimos años. Éstas personas que han perdido no solo su rostro sino sus ganas de vivir, por culpa de locos que en vez de solucionar los problemas creen que agredir a una persona de esa manera es lo mejor. Aunque eso no debería ocurrir, este transplante de cara me pareció interesante y talvez esperanzador para recuperar un poco la vida de quienes al tener un rostro desfigurado han perdido parte de su vida.

Aunque siempre la gente dice que lo físico no importa, que lo que cuenta es lo de adentro, en parte es cierto, pero también es cierto que perder el rostro, normal y posiblemente hermoso, puede hacer que la autoestima caiga notablemente. Por ejemplo, Norris vivió desde sus 22 años hasta los 37 como ermitaño, escondió su rostro de las criticas de la gente durante todo ese tiempo por el miedo a ser rechazado, y aunque los estudios que se realizaron para esto fueron para ayudar a soldados heridos en guerra, podría también darle una mano a quienes han resultado con sus facciones afectadas por distintas razones.

Es importante que el gobierno en medio de tantas leyes estúpidas e inútiles sea ágil y apoye el proyecto de ley radicado el 12 de marzo en el congreso, en el cual se proponen dar de6 a20 años de cárcel a quien ataque con ácido o sustancias corrosivas a alguien. No hay que dejar que este problema crezca sin darle castigo a esos desadaptados y que esta situación no se convierta en pan de cada día. Además ojala el Estado y las EPS no abandonen a quienes ahora empiezan un proceso para recuperar su vida, por medio de numerosas cirugías reconstructivas, espero que este avance científico sea incluido en nuestro país para poder darles una cara nueva y de paso una vida nueva.

 

Eliana Moreno

Anuncios