Colombianada nazi

por La hora del escarnio


Aunque la Segunda Guerra Mundial terminó hace más de 60 años con la derrota de la Alemania Nazi, siguen existiendo personas que creen que el modelo nacional-socialista de Hitler es el modelo perfecto. Por otro lado, hay que preservar la raza.

En Alemania, aunque muchos se sienten culpables por lo que sus antepasados hicieron a grupos religiosos y culturales, siguen existiendo jóvenes que se preocupan por la continuidad de la “raza pura” y son denominados neonazis. Estos jóvenes se sienten superiores y con el derecho a exterminar –como lo hizo Hitler en su época- al extranjero, al gay, al musulmán, al judío, al gitano.

Resulta que estos grupos de neonazis como ellos mismos se autodenominan, no sólo existen en países europeos en los                 que en cierto modo, habitan personas que desde los inicios de la historia del mundo habitan ahí; también en Colombia tenemos grupos neonazis, nacional socialistas que lo que intentan es copiar el modelo europeo (pareciera que imitar fuera lo único que el colombiano sabe hacer), armar grupos clandestinos en donde se les promete a jóvenes de 13 y 14 años de clase social baja educación y alimentación (promesa que nunca se cumple) para que éstos se vuelvan parte del grupo y cada vez sean más y más. Se les enseña a odiar, a insultar, a pelear por una sola razón: la preservación de la “raza pura” colombiana.

¿Cómo me van a venir ustedes de raza pura? Apuesto a que ninguno de estos sujetos pertenecientes a estos grupos son consientes de que de haber vivido en la época de la Segunda Guerra Mundial, a todos ellos, morenos, ojos oscuros, pelo oscuro y crespo, bajos de estatura, el mismo Adolfo Hitler los hubiera mandado a aniquilar o los hubiera ahogado en una cámara de gas. Con raza pura, para los ignorantes, Hitler se refería a las personas altas, pelo castaño, ojos azules y blancos como la leche. Así que a mis neonazis criollos, siento decirles que están fuera de ruta, caminando sin rumbo.

Por otro lado, aunque obviamente no voy a justificar la existencia de estos grupos en ninguna parte del mundo, también es importante aclarar que nosotros los colombianos, a menos que pertenezcamos a alguna de las cientos de tribus indígenas que existen en nuestro país, también deberíamos ser exterminados por grupos neonazis colombianos porque en su mayoría, somos descendientes de españoles. Así que señores neonazis criollos, mátense entre ustedes porque no creo que exista un integrante de nuestras tribus, metido en sus estúpidos y absurdos grupos hitlerianos.

Hay cosas que deberíamos copiar de países desarrollados como los europeos, pero hay otras que es mejor no imitar para así poder progresar como país, como sociedad y esta es una de ellas. Aunque no debemos olvidar nunca las atrocidades que la Alemania nazi le causó a millones de personas, la forma de recordarlo no es imitando y repitiendo el mismo error. Los neonazis, tanto europeos como criollos es una “ideología”  que está mandada a recoger.

 

 

 

 

V.V.

Anuncios