Atender el llamado

por La hora del escarnio


El sexo siempre ha sido un tema que genera mucho tabú, especialmente entre mujeres.

No se porque ni ha quien se le metió en  la cabeza que es “malo” que las mujeres puedan tener sexo como forma de satisfacer sus necesidades, por instinto, por diversión, o por simples ganas.

Hablando con varias amigas decidí plantearles la idea de por que no tener una persona amigo, conocido, o pues lo que fuera, al cual podría acudir en caso de que tuviera ganas de satisfacer mis necesidades físicas como mujer. Y casi todas se escandalizaron me llamaron perra y mejor dicho casi que me van quemando en la hoguera.

Quisiera saber porque la mayoría de mujeres cree que deben ligar el sexo a los sentimientos, al noviazgo y hasta el matrimonio. Ahora pues entonces para acostarse con alguien se tiene que estar enamorada, tengo que haber pasado mas de 2 meses saliendo con el hombre y pues ya prácticamente declarándole mi amor eterno.

Pues yo les digo que a mi eso del amor eterno no me suena ni poco, y después de haberme enamorado y haber pasado mas de dos años sufriendo las duras y las maduras, no gracias. No me interesa tener novio, ni esposo ni volverme a enamorar. Quiero vivir la soltería, pasarla chévere y como dicen “parchar un rato”.

Pues resulta que tener sexo casual o no casual no solo hace maravillas en la mente y lo despeja a uno sino que también trae muchísimos beneficios  al cuerpo y para la salud, como mantenerse en forma reducir el riesgo a enfermedades cardiacas. Así que de cierto modo es una terapia para el cuerpo. Una especie de medicina.

Entonces eso que tiene que ver con el amor o el pudor que se supone que las mujeres debemos tener en esta materia. Yo digo que lo uno no necesariamente debe relacionarse con lo otro y que si queremos y la necesidad llama hay que llegarle.

Laura Malaver

Anuncios