Soñemos cada paso, juntos de la mano.

por La hora del escarnio


Manu,

Arrancamos este tramo decididos a cumplir nuestro sueño después de haber vivido los momentos más felices juntos. Aprender contigo, crecer cada instante y caminar de la mano ha sido la mejor experiencia que he tenido en mi vida.  Después de este tiempo de conocernos el uno al otro y de construir esto que no se puede describir sólo con palabras, comenzamos una etapa donde tenemos claro para donde vamos y que queremos, donde nos vamos a apoyar creyendo siempre en nuestra relación y trabajando con el corazón.

Este es un momento donde comenzamos a asumir responsabilidades grandes dentro de nuestros proyectos, donde vamos a estar ocupados y concentrados. Pero a pesar de las dificultades que se presenten, del tiempo que dejemos de estar juntos o de la corta comunicación que tendremos, nada podrá tumbar el sueño que tenemos,  porque siempre hemos creído con firmeza en el amor que construimos y en la entrega que nos permite trazar los planos de este proyecto de vida, que comienza una nueva fase.

Ahora más que nunca, puedo estar seguro de estas palabras después de todos los retos y las metas que hemos logrado sacar adelante juntos. Porque hemos logrado darle esperanza y sembrar nuevas semillas en niños que tal vez ya la tenían perdida, porque hemos sido el mejor ejemplo para personas que van a  crecer convencidas, como nosotros, que si se puede cambiar el  mundo, porque en semanas, nos hemos conseguido con las uñas los recursos para hacer nuestro campo de verano para niños de escasos recursos y lo convertimos en una realidad, respaldados por los mejores amigos que alguien pudiera tener. Hemos demostrado que nada es imposible para nosotros y que todo lo que nos propongamos, lo vamos a lograr.

Pero nada de esto sería posible, si no hubiéramos superado los momentos más difíciles juntos. Si no nos hubiéramos levantado cuando uno de los dos pensó que tal vez ese sueño no podría ser realidad. Cuando ese momento llegó, siempre estuvo el otro para darle la mano, para darle fuerza y para darse la oportunidad de hablar, de organizar que cosas no estaban bien, para continuar adelante, para soñar con mayor fuerza, para superar cada nuevo reto con el corazón y para continuar nuestro camino juntos. Esas situaciones complicadas no nos destruyeron en el pasado, ahora no lo harán en el presente, mucho menos, en el futuro.

Gracias por darnos la oportunidad de vivir con mayor fuerza esto que soñamos, gracias por hacerme la persona más feliz del mundo, gracias por enseñarme y entregarme tantas cosas que me forman como persona,  gracias por tolerar mis errores y celebrar mis triunfos, gracias por estar ahí siempre para mí, en todas las situaciones. Manu, contigo cada día vivo más feliz ¡no puedo ser más feliz de lo que soy! contigo no necesito nada más, sólo puedo entregarte todo mi corazón y acompañarte siempre en el camino, como lo tu lo has hecho por mí.

Es el momento de soñar más fuerte que nunca, es el momento de apoyarnos con firmeza en todas las circunstancias, es el momento de entregarlo todo y dejar el alma. Gracias por amarme y siempre creer en nosotros, nunca te voy a defraudar y siempre te voy a entregar lo mejor de mí, otra vez, en esta nueva etapa y en lo que viene, demostrémonos que el amor todo lo puede y nada nos puede vencer, que mejor forma de vivir la vida. Te amo. En un abrir y cerrar de ojos, todo lo que soñamos será una realidad.

Daniel Tono Jiménez

Anuncios