La comunidad conservadora esta mandada a recoger

por La hora del escarnio


Respuesta a la columna de Carlos Bustamante Barros del 13 de Abril de 2012 en el periódico El Informador http://www.elinformador.com.co/index.php?option=com_content&view=article&id=35097:ilegalizacion-de-la-droga&catid=39:columnas-de-opinion&Itemid=399

El consumo de sustancias psicoactivas no indica una reducción de valores, ni convierte en una escoria humana al que decide hacer con su cuerpo lo que se le da la gana. ¿De dignidad y decencia humana habla usted? ¿En verdad se siente tan civilizado y solidario metiendo a personas que se fuman un “bareto” a centros de rehabilitación?

Las comunidades conservadoras, como usted las llama, y de las cuales estoy seguro que es miembro activo, están mandadas a recoger. Déjeme decirle: sus argumentos son tan débiles como sus creencias y su conocimiento de lo que es verdaderamente la solidaridad y lo civilizado.

Primero solidaridad. Solidaridad según la RAE (Real Academia de la lengua Española) es: “adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros” entonces, sin duda alguna, su concepto está errado, porque meterme a un centro de rehabilitación por decidir libre y autónomamente fumarme o meterme lo que se me dé la gana – mientras cumplo con todas mis responsabilidades – no es un acto solidario, pues no se está adhiriendo a ninguna causa; así que por ese lado se lo agradezco a las comunidades conservadoras, pero NO gracias.

Por otro lado ¿civilizado? Aquí sí se “descachó” feo, a menos de que viva en el periodo de la inquisición, el feudalismo o demás periodos tristes de la historia humana, en donde los que se hacían llamar civilizados acababan con poblaciones enteras que no seguían sus lineamientos pero en esta época no, señor. Lo civilizado es aceptar las diferencias, dejar de discriminar y más aún aceptar que los seres humanos en su totalidad son libres y autónomos, es decir, son seres capaces de tomar sus propias decisiones. Eso sí es ser civilizado, no alguien que cree que tiene la razón y por esto puede disponer de la vida de otros a su antojo.

Ahora bien, en algo tiene razón, la legalización de la droga sí aumenta el consumo de estas; el consumo a corto plazo se dispara, es obvio, muchas personas tendrían acceso a ésta de manera más fácil, pero baja y se estabiliza en el mediano y largo plazo con controles sociales y por medio de inversión en la educación sobre las implicaciones negativas de estos productos.

Por último, quisiera decirle que prefiero vivir sollado en un mundo irreal que en su comunidad conservadora. Así que no sea tan solidario y no me vaya a invitar a uno de esos encuentros de su grupito en donde de seguro estarán sentados en su misma mesa personajes nefastos para la historia colombiana como José Galat, José Obdulio Gaviria, el mismísimo EX – presidente Uribe, Laureano Gómez y Miguel Abadía Méndez, de no estar muertos, que con el cuento de la moral no hicieron más que reprimir al pueblo colombiano.

Anuncios