La lupa del conflicto armado. Aldo Cívico, columnista nacional

por La hora del escarnio


La lupa del conflicto armado

Para una sociedad desinformada de la realidad del conflicto armado como la nuestra, Aldo Cívico aparece cada semana en su columna abriendo interrogantes  que ponen a pensar al lector sobre lo que no conoce y nos entrega un punto de vista diferente al que vemos en las grandes cadenas nacionales de televisión Caracol y RCN.

La realidad del conflicto armado en Colombia la conoce poca gente, porque toda la información que consumimos sobre esta problemática está enmarcada en los intereses políticos de los medios de comunicación. Quien logra conocer realidades del nuestro conflicto es aquel que decide estudiar el tema, leer a expertos y buscar otras fuentes que las de los medios masivos.

El diario El Espectador hizo bien en contratar a un experto en el tema que le diera otra posibilidad de información a los colombianos. Así como tiene en su equipo de columnistas personas de izquierda o derecha, así como tiene cocineros, periodistas deportivos, literatos y demás, tiene también a Aldo Cívico una fuente autorizada en el tema de conflicto armado que es una lupa que nos permite ver más de cerca la realidad en la que vivimos.

Cívico se ha destacado como director del centro para la investigación de conflictos internacionales en Columbia University, fue consejero informal del hemisferio occidental para el gobierno de Barack Obama. Ha trabajado como periodista independiente en varios medios entregando informes sobre conflicto armado en diferentes partes del mundo y desde el 2001 ha realizado trabajo de campo sobre el conflicto armado en Colombia, sirvió como facilitador del diálogo entre el Gobierno Nacional y el ELN, en 2009 publicó “Las guerras de doblecero” un acercamiento al conflicto paramilitar y a la vida de uno de sus líderes.

En sus columnas semanales se puede ver como Cívico tiene la intención de hacer un llamado a la denuncia frente a los crímenes de lesa humanidad que se llevan a cabo en el país, hace una constante denuncia frente a la impunidad de hechos por los que el estado no hace un pronunciamiento, donde la gente no se entera de los crímenes que ocurren en Colombia y donde las víctimas y sus familias quedan en el olvido.

Es el caso de la columna “¿Quién mató a Daniel Aguirre y por qué?” en la cual no encuentra una explicación para que el gobierno de Juan Manuel Santos se quedará en silencio frente a la muerte de un sindicalista que lideraba una lucha de intereses sindicales con los cañeros de azúcar y demás organizaciones que buscaban mejoras en sus trabajos y en su calidad de vida. El asesinato ocurrió en un espacio custodiado por la seguridad del Estado, nadie se pronuncio, no se publicó en ninguna parte, nadie se dio por enterado y el gobierno nunca le respondió a la población.

Tras presentar los hechos Aldo Cívico realiza algunas preguntas sobre la problemática que dejan pensando al lector ¿Qué actores del conflicto tienen el poder sobre la impunidad? ¿Cómo entra un sicario a esta parte de la población custodiada por el estado, comete un asesinato y se va tranquilamente? ¿Cuáles son los poderes que se sienten amenazados? Este tipo de preguntas que pueden tener un centenar de respuestas que no conocemos nos deja ver la magnitud de un conflicto por el poder en el Cauca, una ola de asesinatos y de factores que aun no conocemos que ya ha dado de baja a 4 sindicalistas en lo que va corrido del año, Cívico es una lupa del conflicto que le permite acercarse a los lectores a la realidad que nos rodea a los Colombianos y que no podemos conocer en las grandes cadenas de información.

Al hacer el llamado a la impunidad en sus columnas se debe recordar que Cívico también trabajo de la mano del estado como mediador de conflicto. Esto le da un estatus representativo a la hora de hacer las críticas que hace frente a los diferentes actores del conflicto entre los que se encuentra el estado, las instituciones y las organizaciones al margen de la ley.

La descripción del conflicto de este columnista esta representada principalmente en hechos puntuales sobre los que cívico se basa para presentar un análisis. La muerte de Daniel Aguirre (líder sindicalista), la medida de  aseguramiento contra Guillermo Gaviria Echeverri, Alcalde de Medellín en el conflicto bananero del Uraba antioqueño o Klaus Schwab, fundador del foro económico mundial, en el caso de la decadencia del capitalismo, son algunos ejemplos de cómo se persónifica el análisis del columnistas en los protagonistas del tema a analizar.

Luego de presentar los hechos que ocurren alrededor de estos personajes, Cívico plantea el contexto de cada uno de los temas: la impunidad frente a los lideres sindicalistas en Colombia, la ética en la administración del Alcalde de Medellín frente al conflicto paramilitar en la zona bananera de Antioquia, la reunión en Suiza de los personajes más ricos del mundo que se reúnen con Schwab, fundador del foro económico mundial, para hablar sobre sus interesas y el capital.

Luego de plantear el contexto Cívico hace una ampliación del tema tomando como base su conocimiento y estudio sobre cada uno de los temas. En la columna del caso del sindicalista, Cívico hace una descripción de la impunidad sistémica del estado, al cual la describe como: legitima en la nación, reforzada por el estado y perpetua en el tiempo. Este conocimiento le permite entender a los lectores el tipo especifico de impunidad y el contexto real del conflictos, la ampliación de los temas y el análisis de Cívico son una lupa para que los lectores entiendan al magnitud de las problemáticas que tiene el país.

El ritmo de las columnas de Aldo Cívico es una narración descriptiva de una problemática que parte de hechos o situaciones puntuales. Esta narración que encarna el conflicto en un personaje protagonista, hace que la columna sea interesante para los lectores, donde el espectador logra personificar en uan situación real que tipo de conflictos vivimos. Luego con la explicación del contexto del conflicto y el análisis del tema el lector tiene la capacidad de comprender nuevas cosas del conflicto que anteriormente no conocía o ver el conflicto desde un punto de vista distinto a como nos lo presentan los medios día a día.

Cómo ya lo explico el editorialista del diario El Espectador en clase, este es un diario que abiertamente apoyó la candidatura de Juan Manuel Santos durante su campaña presidencial, lo que nos da para inferir que hay una alta probabilidad de que el consejo editorial de este diario lo apoye durante todo su mandato. Cívico por su parte, ha trabajado junto al gobierno, conoce el conflicto, ya que lleva trabajando 10 años el conflicto armado colombiano y sus estudios le permiten presentar críticas y análisis autorizado frente a las acciones del estado, de las instituciones y de grupos al margen de la ley dentro del conflicto del país. Cívico es una puesta sin interés político ligado a alguna institución, medio de comunicación,  grupo activista o al margen de la ley o con alguna institución, simplemente tiene un espacio en un periódico para plantear en su opinión frente al conflicto mostrándose como una lupa para que los lectores tengamos otro punto de vista justificado del conflicto armado en Colombia.

 Daniel Tono Jiménez

Anuncios