Columnista Cesar Rodríguez Garavito

por La hora del escarnio


Por medio de un punto de vista político del columnista colombiano Cesar Rodríguez Garavito deja ver en sus columnas la inconformidad que tiene con las decisiones que toman políticos del país, al igual que con problemas de la actualidad, como la famosa Ley Lleras o el escandalo del servicio secreto de los Estados Unidos en la Cumbre de las Américas que se realizó en Cartagena de Indias.
Rodríguez es graduado de la Universidad de Los Andes en Derecho y tiene un PHD en Sociología de la Universidad de Wisconsin – Madison, a parte de esto tiene maestrías en: Derecho y Sociología de la Universidad de Nueva York y en Filosofía en la Universidad Nacional de Colombia.
Durante su recorrido profesional ha sido profesor visitante de la Universidad de Pretonia en Suráfrica en la Fundación Getulio Vargas en Brasil, el Åbo Center for Human Rights en Finlandia, el Irish Center for Human Rights y la Universidad Andina de Quito. Actualmente de desempeña como el Director del Programa de Justicia Global y Derechos Humanos de la Universidad de los Andes, es uno de los miembros fundadores del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad, también es miembro de la Junta Editorial del Annual Review of Law and Social Science, coordinador del Observatorio de Discriminación Racial y por último pero no menos importante es columnista del diario El Espectador.
Ha hecho publicaciones en los últimos años, principalmente basadas en los derechos de los ciudadanos, algunas de sus publicaciones están a continuación: Cortes y cambio social; Derechos sociales: justicia, política y economía en América Latina; La globalización del Estado de derecho; Raza y derechos humanos en Colombia; Más allá del desplazamiento: políticas, derechos y superación del desplazamiento forzado en Colombia; La nueva izquierda en América Latina y El derecho y la globalización desde abajo.
Como columnista Rodríguez Garavito tiene una particularidad muy especial y es que en todas sus columnas plantea una pregunta a forma de reflexión en el primer o segundo renglón, y en los párrafos siguientes le da respuesta a esta por medio de puntos de vista de diferentes autores a quienes cita y con los que argumenta su punto de vista, es decir su respuesta a la pregunta inicialmente formulada. En sus columnas habla como si fuese la voz del pueblo, algo que es un poco extraño, dado que casi nadie se atreve a escribir como la voz del pueblo sino como su propia voz.
Otra cosa bastante llamativa que tiene este abogado es que sus columnas las deja abiertas aunque siempre da su punto de vista que normalmente es en contra de la opresión del gobierno, de la inconformidad del pueblo por los malos tratos o las maquilladas que el estado le pega las leyes que saca o a los tratados que firma con otros países para beneficiar a unos pocos y perjudicar a la mayoría que normalmente es la menos favorecida. Garavito en sus columnas utiliza mucho los símiles para lograra justificar su punto de vista y sus argumentos, esto lo utiliza como una forma de persuasión.
Me arriesgaría a decir que su forma de pensar es un poco de centro izquierda aunque es bastante difícil decir verdaderamente hacia que lado se va su pensamiento puesto que trata de mantenerse siempre en una posición central, lo que si está claro es que lucha contra la desigualdad que tienen las minorías en este país.
Por lo anteriormente nombrado esta bien ubicado como columnista de El Espectador puesto que este periódico tiene dentro de su ideología expresar la inconformidad del pueblo en contra del gobierno y de los grandes empresarios, quienes tienen grandes empresas privadas en el país. Esta compaginación del periódico con el columnista se ve claramente en la columna llamada la Mordaza Privada de los Opinadores, en donde explica que la compra del periódico El Tiempo por parte del grupo Sarmiento despierta gran temor en los periodistas que trabajan en el medio, puesto que cabe la posibilidad de que el poder de este grupo puede llegar a coartar la libertad de expresión de los columnistas.
Por otra parte Rodríguez Garavito gracias a sus amplios conocimientos en el derecho constitucional, se muestra con autoridad frente a temas constitucionales, puesto que habla con propiedad del tema y con términos muy precisos sobre el mismo.
El único problema que tiene Rodríguez Garavito es que está ligado a una de las universidades privadas más costosas del país, en donde estudia la gran mayoría de la elite colombiana, por lo que en ocasiones no le queda bien hablar en contra del sector privado, o más bien no es que no le quede bien si no que le quita credibilidad.
Este columnista logra por medio de todo dar un punto de vista con respecto a la situación del país muy acorde con la gran mayoría de los columnistas del periódico en el que trabaja. También logra con su forma de escribir lograr persuadir a los lectores aunque en ocasiones sus argumentos no son lo suficientemente fuertes, pero tiene a su favor que deja las columnas abiertas, como si diera a entender que su opinión no es la verdad absoluta, con esto logra curarse en salud.
Rodríguez Garavito por medio de sus columnas logra dar una mirada desde el punto social y jurídico a los problemas que invaden al país, por lo que la mayoría de las veces es bastante certero en su forma de pensar y de argumentar su punto de vista.

Por: Felipe Vargas Mejía

Anuncios