Una forma entretenida de exponer un punto de vista, KLAUS ZIEGLER

por La hora del escarnio


En el momento en el que inicie la búsqueda de columnista para mi ensayo, me tope con un titulo bastante interesante,  “Hombres en cuerpo de Mujer”, emprendí la tarea de iniciar la lectura de esta Columna sin ver quien era el escritor, el solo titulo ya me atraía lo suficiente.

La columna iniciaba con una afirmación en la que se exponía como existían diversas opiniones en las diferencias de género y como estas se establecían como consecuencia de factores culturales.

Esto de entrada me pareció bastante polémico ya que indicaba que la temática a proseguir o contradiría las teorías sobre como se logra una definición de lo que es un hombre o una mujer mediante la cultura, en lo cual se incluye la crianza y los diversos factores socioculturales o la respaldaría.

Al terminar la lectura;  quede con ciertas dudas, que punto de vista tenia el autor, que estaba defendiendo. Pero tras leer y releer me di cuenta que se exponían casos en los que niños a una muy corta edad habían sido chivos expiatorios de la ciencia, y tras sufrir una amputación accidental se les reasignaba el genero a mujer, y como a pesar de que todos los factores sociales apuntaban a que se formara una mujer, el resultado era un ser humano trastornado, que se identificaba mas con el genero masculino, estos ejemplos que usaba el autor daban a entender su punto de vista, por mas factores sociales que se direccionen a la formación de una identidad de genero, hay algo en esencia biológico que determina la asignación de lo que es un hombre o lo que es una mujer.  Una conclusión que considere bastante interesante.

El autor Klaus Ziegler, una rápida búsqueda en google me llevo a la conclusión de que probablemente este era un pseudónimo pues si existían blogs, y varias columnas publicadas por este autor, pero no había ninguna información que hiciera referencia a su procedencia, a donde había realizado sus estudios o cuantos años tenia, en conclusión nada.

Una de las atribuciones que tiene Klaus es su habilidad considerable de crear títulos llamativos, ya de por si engancha.

Después de leer un poco mas de sus publicaciones me di cuenta que es un liberal de izquierda, un ateo que niega toda creencia en dios y en doctrinas que llama “paupérrimas e ignorantes”.

El hecho de tener una opinión tan contundente sobre la religión en un país tan increíblemente creyente como Colombia demuestra muchísimas agallas.

De hecho la primera columna que escribe para el espectador el 6 de agosto del 2008 tiene como titulo “Leyendo la biblia sin previsión”.  En esta columna expone perfectamente y con suma claridad sus opiniones sobre la biblia y cuenta a manera de historia como fue su experiencia tratando de comprender el libro más vendido en la historia de la humanidad.  Le lanza al lector frases contundentes como

Leídas sin prejuicios nos revelan un Dios rencoroso, cruel, vengativo y racista; un Dios misógino que considera “una doble falta dar luz a una hembra”; un Dios carnicero sin ningún respeto por los animales, que pide que se embadurnen sus altares con sangre de bueyes, corderos y palomas.”

Sin temor a el que dirán establece su punto de vista como si tuviera un megáfono en la mano.

Su conclusión es sin duda una clara prueba de esto, es como dicen por ahí no tener pelos en la y de este modo termina la columna sobre la biblia:

Me dicen que el problema está en mi incapacidad para saber distinguir lo que es real  y lo que es figurado, que todo es cuestión de interpretación. Yo, por mi parte, sostengo que cualquiera que no haya sido adoctrinado en ninguna de las religiones judaicas es capaz de ver lo que estas historias verdaderamente son: historias depravadas y chovinistas, enterradas por siglos en la jerga de unas tribus ignorantes, paupérrimas, crueles, brutales y primitivas; historias conservadas por desgracia para la posteridad y elevadas a la categoría de sagradas por las más absurdas razones.

 

Pienso que si se elige ser un columnista de opinión, como hace Klaus, debe casi que gritarse a los cuatro vientos el punto de vista que se expone, lo que se esta tratando de mostrar o demostrar, y aunque a veces sea más sutil en esto, como en la columna de los Hombres atrapados en cuerpo de mujer, en la que lleva al lector por los diferentes pasajes de expertos, por situaciones ejemplo de la temática de la columna, al final su conclusión es tajante y siempre polémica.

Lo que mas me gusta de Klaus es la variedad temática, educación, religión, política, algunos temas interesantes de lectura ligera como la columna que escribió sobre la química del guayabo.

Esto lo que indica es que es un escritor al cual lo pueden leer mis abuelos, aunque con asombro y quizás refutando lo que diga, mis profesores y hasta mis amigos un domingo en la noche que no tengan muchas ganas de temáticas teóricas, que sean por simple ocio.

Ziegler consigue de este modo una variedad en su audiencia.

Es ágil con las palabras, lo mantiene a uno completamente inmerso en su “historia”. Se plante preguntas que generen discusión o intriga en el lector y las responde reafirmando siempre su fuerte punto de vista.

Confieso que después de leer un poco sus publicaciones me volvi fan de Klaus, creo que su estilo es único, es interesante, de cierto modo chistoso y logra combinar temas “serios” con unos que son más relajados.

Laura Malaver

Anuncios