En el cuento de los iguales hay que alzar la voz

por La hora del escarnio


En la declaración de los derechos humanos de la ONU se expone  “Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición”.

Las opciones sexuales, son una elección de cada persona, es un gusto y como tal debe ser reconocido y aceptado de igual manera por todos. La lucha por el reconocimiento de los derechos de los homosexuales a dado pelea desde hace mucho tiempo, y es claro que hemos avanzado cada vez más  en pos de crear una sociedad de respeto y libertad.

En Colombia con la entrada de la constitución de 1991 se comienzan a incluir una serie de  herramientas que serán útiles para las comunidades LGBT, como el derecho a la igualdad, el principio constitucional del pluralismo y el derecho al libre desarrollo de la personalidad. Aunque en principio repeiterativo con la declaración de derechos humanos de la ONU es el primer paso en nuestro país hacia el reconocimiento de los homosexuales.

En 2001 un paso mucho mas audaz fue tomado por la corte suprema de justicia, se reconoce en este años por primera vez el derecho de visita intima de una pareja del mismo sexo en una cárcel, imagínense semejante polémica que se desata con esta medida, además que en el 2007 se reconoce como unión las personas del mismo sexo que lleven un minimo de 2 años juntas tienen seguridad social en salud y en pensión. Esto significa que la corto otorgá el mismo reconocimiento de uniones civiles tanto a heterosexuales como a homosexuales.

Ahora la pelea es por que no dar el paso extra? Porque no ir más alla, si una pareja tiene deseos de contraer matrimonio seria a penas lógico que lo permitieran si ya reconocen las uniones civiles? Que impide que se reconozca el matrimonio?

Todos los avances que se han hecho Colombia para la búsqueda de igualdad de derechos para los homosexuales son completamente validos y admirables, pero la mayoría de estos triunfos no son lo suficientemente vociferados y permanecen en las penumbras, deberían gritar a los cuatro vientos estos logros y seguir peleando incesantemente por conseguir que el matrimonio gay se apruebe hacer machas de tolerancia y continuar con más fuerzas el camino que han emprendido desde hace mas de dos décadas.

Laura Malaver

Anuncios