¿Lacras quienes?

por La hora del escarnio


corrección #1

Por: Alejandra Soriano W.

Don Asdrúbal Adultero Alcien, es el dueño de LACRA (Licores Adulterados de Colombia Registro Antisanitario) y el protagonista de los comerciales que están presentando los canales de televisión nacional. El personaje usa cadena gruesa de oro, camisa de rayas abierta y gafas de sol dentro de una bodega; es una apología a la estética de lo ordinario y extravagante que la mafia reinventó hace unas décadas en Colombia.

Mi problema con los comerciales de la fábrica de don Asdrúbal, empieza cuando noto que no duran más de cuarenta segundos y que al final igual que en los comerciales de cigarrillos una voz que parece estar narrando un partido de fútbol dice –este es un problema que entre todos podemos acabar-. La rapidez, le impide a la voz leer el resto: “Un mensaje de: alianza contra la adulteración”. Para la productora de RCN los comerciales de LACRA tienen un referente comerciante-social, es decir que, La alianza contra la adulteración es un cliente y que lo busca es posicionar una marca frente al mercado.

No puedo decir que los comerciales están mal hechos, por el contrario el trabajo creativo es impecable; los publicistas cumplieron con su misión. Sin embargo, me preocupa la intención de La alianza contra la adulteración. Don Asdrubal habla y se parece a esos señores que uno se encuentra como conductor de un taxi, vendedor de una plaza de mercado o nuevo rico; repite entre risas frases como: – Si usted escucha que producir licores adulterados es perjudicial para la salud, no los escuche, son comentarios mal intencionados- o –amigo comerciante o minorista, sin su ayuda no podríamos cumplir con nuestro objetivo-.

La adulteración no es una broma, mucho menos un chiste de mal gusto. El año pasado en el Meta (uno de los departamentos que se ve más afectado por este problema) se incautaron 5.441 botellas de licor adulterado que estaban dispuestas a ser distribuidas. Claro, la inversión en la publicidad de LACRA no deviene de un interés altruista y totalmente desinteresado, Portafolio este año reportó que las diferentes regiones del país en las que se mueven más las ventas de licor perdieron 1 billon de pesos por culpa de trago adulterado.

El mensaje está enfocado totalmente hacia la producción, los consumidores que son los que alimentan el crecimiento de esta industria no aparecen. Ese es el problema. Importa el mensaje sobre la economía, pero el tema de la salud pública en los comerciales no se trata. Pero, el consumidor, el que va a la tienda del barrio ¿dónde queda?. Lacras los de la alianza contra la adulteración que sacaron este comercial porque estaban perdiendo millones de pesos y no porque les preocupe de verdad quienes están muriendo por consumir licor adulterado. La alianza debería pensar que consumidores conscientes significan menos compras de licor barato y sin estampillar, menos ingresos para las industrias ilegales y en ese orden de ideas, ahí sí menos producción de ese trago que significa pérdidas.

Anuncios