Rock City D.C.

por La hora del escarnio


Bogotá rockea todos los fines de semana con diferentes tributos en bares y teatros de las bandas que marcaron generaciones de jóvenes en los años 70´s y 80´s. Las botellas chocan en los bares, la gente agita su cabeza (como lo hacía Robert Plant en el escenario) y la gente se emborracha entonando las canciones de grupos como The Beatles, Queen, Pink Floyd, Led Zeppelin, Judas Priest, The Rolling Stone, ACDC, Iron Maiden y Red Hot Chilli Peppers entre otros, para recordar buenas épocas. Cuando el tributo es en un teatro y la cosa es más formal la gente se para a bailar, algo nunca antes visto en esta ciudad. ¿Qué hace que Bogotá se conviritiera en una ciudad amante del rock?

Todo comenzó hace 26 años cuando el primer bar de rock en Bogotá abrió sus puertas al público. Abott y Costello es un lugar de tradición para el público capitalino que, generación tras generación, ha visto pasar por su tarima a las bandas locales de la ciudad que tocan su música y  comenzaron a hacer tributo a las grandes bandas del rock clásico mundial.

A finales de los años 80 el rock como género fue cogiendo fuerza en Bogotá con la creación de emisoras como Radio Activa que impulsaron a las bandas de rock a ser reconocidas en la ciudad y a finales de los 90 la creación de Rock al Parque como evento cultural de la ciudad institucionalizó a Bogotá como una ciudad con un público amante de este género.

Paralelo a estos eventos, se crearon en el norte de la ciudad bares como Crap´s o Jackass que mantuvieron vivo, en el tiempo, al publico amante del rock cerca a bandas, que cada fin de semana, atraían a fans de diferentes bandas del rock clásico. Estos bares se abrían desde los miércoles hasta los sábados y estaban llenos de gente que brindaba chocando sus vasos de cerveza, cantaba, bailaba y sacudía su mechera como los cantantes de las bandas.

En el año 2005, un grupo de músicos javerianos salió con la idea de realizar un concierto temático. Al darse cuenta que Bogotá es una ciudad caracterizada por tener un público amante del rock, decidieron realizar un show que no solamente fuera un tributo a una banda clásica reconocida sino que también contara con todo el montaje necesario (disfraces, luces, pantallas e imágenes) para que los espectadores se sintieran viviendo un concierto en vivo de sus bandas favoritas.

Classicstone Ensemble nació con la idea de poner a rockear a los bogotanos con tres tributos Pink Floyd, The Beatles y Queen,  toques que empezaron en bares de la ciudad como la Hamburguesería y que hoy se presentan en teatros con un gran montaje (disfraces, luces, pantallas e imágenes) que devuelven a los Bogotanos por unas horas a los años gloriosos del rock clásico. Hoy, esta banda es de talla internacional, en el mes de noviembre se presentarán en el Beatle Week Festival de Buenos Aires representando a Colombia.

Amigo lector, esta es una columna para mostrarle una Bogotá que tal vez usted no conoce, la Bogotá rockera que se viene desarrollando desde los años 80 hasta ahora. Si no ha rockeado en esta ciudad, no esta tarde  para que lo haga. Armese un parche, comprese una pola, beba con sus amigos y rockee sin parar, no se va a arrepentir.

Daniel Tono Jiménez

Anuncios