Twitteando por segundo

por La hora del escarnio


Hay que aceptar que uno de los fenómenos que surge como consecuencia del internet y el uso de las redes sociales, es la creación de una fusión entre lo público y lo privado.

Los estados en Facebook se actualizan por segundo, al igual que los twitts y han resultado bastante útiles en tanto que se logra informar y denunciar de manera instantánea lo que esta pasando. Yo soy promotora numero 1 de las redes sociales y del internet. No puedo, literalmente, imaginar mi vida sin estos servicios, que considero además una nueva herramienta para hacer periodismo, llegar a personas de forma masiva y lograr mantener una audiencia informada.

Pero hay quienes hacen lo que considero un uso más bien estúpido y sin sentido de estos medios, pienso que es importante  aclarar que existe un límite, el cual aparentemente nuestro actual alcalde de Bogotá Gustavo Petro no ha logrado comprender y unido a esta encontramos a el ex presidente Alvaro Uribe.

Las polémicas de toda la discusión sobre Petro surge en torno a como el alcalde ha decidido manejar las crisis del trasmilenio y el pico y placa, y la razón por la que ha recibido las criticas mas fuertes es la supuesta destitución del alcalde de la localidad de los mártires, el seños Luis Ernesto rincón, la cual llevo a cabo vía twitter. Las criticas no solo vinieron por parte de la ciudadanía en general sino que además tuvieron presente los comentarios del procurador general de la nación, Alejandro Ordoñez quien estableció que “el derecho administrativo se enmarca en unas formalidades”  al hacer referencia a que cualquier decisión administrativa tiene que seguir un protocolo establecido y no debe llevarse a cabo por medio de una red social, a la cual tienen acceso millones de personas. Aquí es donde se ve ese mestizaje entre lo publico y lo privado, a pesar de que la destitución de una persona que ocupa un cargo publico es considerada noticia y como tal pertenece al “saber” público, el proceso de destitución de una persona debería cumplir en esencia una formalidad.

Por otro lado esta el caso del ex presidente colombiano, que al parecer padece una fuerte adicción al uso del twitter, usa este medio para comunicar absolutamente todo lo que piensa. Pero últimamente lo ha hecho como terreno para criticar a santos, es tal su fervor por realizar esta tarea que en una entrevista que le pretendía hacer el canal de televison soytv de Miami fue irrumpida numerosas veces por el ex mandatario quien sintió la urgencia de responder de manera inmediata a algunos comentarios realizados por el actual gobierno en cuanto al atentado que se le hiso el pasado 19 de mayo, al ex ministro Londoño.

Estos pienso yo, son actos en donde se violan los limites de lo publico y lo privado, y en los cuales se deja de lado las cortesías y el verdadero sentido de el actor político de mantenerse centrado en su lugar y siguiendo una especie de etiqueta.

Laura Malaver

Anuncios